Con horizonte de tormenta en los constructores, llega Katopodis a Mendoza

El exintendente de la bonaerense localidad de San Martín Gabriel Katopodis tiene buenos lazos con sus pares en Mendoza, ha gestionado desde una comuna y se supone que conoce la importancia de que se active la construcción (lo ha manifestado una y mil veces) para la multiplicación de sus beneficios en los alrededores de las obras.

Hay un clima hostil hacia el Gobierno por parte de los constructores. han dejado de lado sus diferencias entre cámaras y organizaciones que los agrupan y aun sus apetencias por ganar obras: a todos les va igual de mal y temen por la continuidad de muchas empresas.

Con los nubarrones de tormenta contenidos, por ahora, reclaman acción urgente, pero además de ello, corrección en la administración de los asuntos pendientes desde el gobierno anterior, con una buena cantidad de obras paralizadas por falta de recursos.

Y cuando dicen "Gobierno", no escapa ningún escalón del Estado, tanto provincia como nación están en la mira.

Qué establece el proyecto aprobado en Diputados y girado al Senado para incentivar la construcción

Es que a la crisis de recursos se suma que en pandemia hay mucha gente que estaba trabajando en los expedientes que no está yendo a trabajar y, por lo tanto, muchos procesos han quedado a la espera de empleados públicos que se han vuelto un eslabón de oro con el privilegio de no trabajar pero sin remplazo, y de recursos nacionales que, hasta ahora, cuentan con el puente de plata de las gestiones que intermedia la senadora Anabel Fernández Sagasti.

En este contexto, Mendoza, una provincia que desconocen muchos ministros de la Nación a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con San Juan, le conocerá la cara al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

El 20 de enero del año pasado, el ministro confirmó la continuidad de las obras de la variante Palmira y le puso fichas al Pasip. Esa es la foto que ilustra esta nota: su encuentro con el titular de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgró.

Una catequista vinculada a Grabois que es funcionaria de Fernández y trabajó con bajo perfil en Mendoza

El exintendente de la bonaerense localidad de San Martín tiene buenos lazos con sus pares en Mendoza, ha gestionado desde una comuna y se supone que conoce la importancia de que se active la construcción (lo ha manifestado una y mil veces) para la multiplicación de sus beneficios en los alrededores de las obras.

Estará el 25 de febrero por aquí, si nada lo frena, y abrirá una nueva expectativa que muchos esperan ver satisfechas con anuncios concretos, un gesto mejor que la enumeración de intenciones.

Esta nota habla de: