Las viejas disputas que complican la unidad en la presunta "tercera fuerza"

El PD avanza en la conformación de un gran frente electoral, junto con el MendoExit y los libertarios. Sin embargo, hay dos potenciales socios que no compartirían el mismo espacio.

El expresidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, es una de las figuras destacadas que se sumó a la carrera electoral en Mendoza, con aspiraciones de llegar a la Cámara de Diputados de la Nación. Lo hará desde el Partido Federal, que pretendía sumarse al frente que encabeza el PD. Sin embargo, en la recta final, podría terminar compitiendo en soledad.

Para que esto ocurra hay que hablar de la posible llegada al frente del PD de la Coalición Cívica, que abandonaría Cambia Mendoza. Su principal dirigente en la provincia es Gustavo Gutiérrez, amigo de Elisa Carrió, quien mantiene una mala relación con Iannizzotto y Eduardo Sancho, referentes de Fecovita.

Iannizzotto, en el lanzamiento de su candidatura a diputado nacional.

"Hay cosas que no se van a negociar. Estamos bien posicionados en las encuestas", dijeron desde el Partido Federal ante la posibilidad de que finalmente no integren la alianza con el PD. Pero desde la Coalición Cívica se manifiestan en el mismo sentido: "La llegada de Iannizzotto podría ser una complicación", asumen.

Entonces, la inclusión de Gutiérrez en el frente que por ahora comparten el PD, MendoExit y Partido Libertario, podría derivar en la salida de Iannizzotto, o al revés: si Iannizzotto se suma al frente que encabezan los demócratas, la Coalición Cívica podría quedar afuera y seguir en Cambia Mendoza o en otro espacio.

Gustavo Gutiérrez, máximo referente de la Coalición Cívica.

El malestar de Gutiérrez con Iannizzotto y Sancho está vinculado con la privatización de la bodega Giol, a comienzos de la década de 1990, que terminó con Fecovita quedándose con los bienes. En su momento, se cuestionó que las deudas de Giol no hayan sido asumidas por la federación, sino por la Provincia.  

De todos modos, no sería el único inconveniente para la conformación de esta gran alianza electoral.

La minería aparece también como un punto de conflicto entre las distintas fuerzas que se sumarían. Mientras que el MendoExit ha apoyado el desarrollo de la actividad, sus socios "gansos" han tenido posturas contrapuestas y, además, el Partido Verde (Vadillo, Romano y Fugazzotto) directamente la rechazan.

¿Realmente serán la tercera fuerza?

Desde que el PD y el MendoExit iniciaron la campaña pensando en las PASO del 12 de septiembre, apuntaron a ser la tercera fuerza política de Mendoza; incluso, algunos dirigentes del espacio de Hugo Laricchia se molestaron, argumentando que podrían ser primeros o segundos en estas elecciones.

Noelia Barbeito y Lautaro Jiménez, referentes del FIT en Mendoza.

Sin embargo, hasta el momento, distintas encuestas ponen que el caudal de votos que reúnan en estas elecciones los ubique en tercer lugar. En cambio, ratifican que, hasta el momento, el Frente de Izquierda sería el que completaría el podio, junto a radicales y peronistas.

Esta nota habla de: