Fernández prorrogó la emergencia sanitaria hasta el final de su mandato

El decreto argumenta que los casos de covid siguen en aumento y que se le suman otros virus.

Alberto Fernández prorrogó hasta diciembre de 2023 la emergencia sanitaria, debido a que la circulación del covid sigue en aumento y que se le suman otros virus respiratorios, además de otras enfermedades que se incrementaron como consecuencia de la pandemia, como las enfermedades mentales. 

A través del decreto 863/2022 publicado hoy en el Boletín Oficial, el presidente faculta al Ministerio de Salud como autoridad de aplicación de la emergencia sanitaria. En sus considerandos, argumenta que todavía hay necesidades de atención especial por la pandemia de coronavirus y sus impactos incluso en el ámbito de la salud mental. 

El decreto prorroga la emergencia sanitaria hasta diciembre de 2023

El decreto prorroga la emergencia sanitaria hasta diciembre de 2023

La emergencia sanitaria permite la contratación de personal, autorizar la instalación y funcionamiento de hospitales de campaña o modulares y también la reasignación de partidas presupuestarias para la implementación de las medidas que fueran necesarias bajo esta emergencia.

Entre los considerandos, el decreto destaca que "en la REPÚBLICA ARGENTINA, en el año 2022, además de circulación de SARS-CoV-2 se registró un comportamiento inusual tanto en la estacionalidad y número de casos registrados de influenza como en la frecuencia y distribución de otros virus respiratorios, fundamentalmente metapneumovirus, virus sincicial respiratorio, parainfluenza y adenovirus", algo que, en realidad, viene sucediendo en todo el mundo.

Fernández suspendió la aplicación de un impuesto a los combustibles hasta abril

También subraya que "el descenso de casi el CINCUENTA POR CIENTO (50 %) en la atención de pacientes ambulatorios y ambulatorias y la cancelación de alrededor del SESENTA POR CIENTO (60 %) de las prácticas médicas y diagnósticas ha generado una demanda acumulada que debe ser adecuadamente atendida en todo el país".

En cuanto a la salud mental, el decreto subraya que "la situación descripta se agrava con las consecuencias de la pandemia en la salud mental de la población, que se reflejan en el aumento de cuadros de ansiedad, de afectación del estado del ánimo y de problemáticas complejas como el suicidio, el consumo problemático de tabaco, alcohol y otras sustancias psicoactivas y el mal uso y abuso de las tecnologías, por lo que resulta imprescindible desarrollar acciones urgentes en el campo de la salud mental y de apoyo psicosocial con el fin de aliviar los padecimientos subjetivos, y que favorezcan la prevención y la reducción de riesgo y daño para afrontar dichas problemáticas complejas, que afectan la salud integral de la población".

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...