Jugadores denunciados por abuso en Mendoza: sospechas de otorgamiento de privilegios

En las últimas horas se dio la detención de dos jugadores de la reserva del Club Godoy Cruz, los cuales se encuentran imputados por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado. La palabra de Pablo Cazabán, el abogado de la víctima

El pasado viernes, cerca de las 22, fueron detenidos los dos jugadores del Club Godoy Cruz que se encuentran imputados por abuso sexual con acceso carnal agravado. Se acusa a Julián Encina (19) y Exequiel Tejada (18).

El abogado de la víctima, Pablo Cazabán, habló con Gabriel Conte, Evangelina Argüello y Hernán Bitar en el programa "Tenés que saberlo" por Radio Jornada 91.9 y contó los hechos y marcó irregularidades en el proceder.

"Tinchito" y su muy escasa predisposición a ir a la escuela con anuncio de Zonda

"Ambos jugadores estaban en libertad por un delito en el que habitualmente desde la fiscalía se ordena la inmediata detención. La fiscalía otorgó de oficio, sin que lo pidieran siquiera los imputados, el mantenimiento de libertad. En mis 27 años en la profesión es la primera vez que lo veo. Además, se dieron algunas condiciones simples y flexibles: lo habitual es que mantengan el domicilio que declaran en el momento del dictado del mantenimiento de la libertad y esa condición fue incumplida", explicó Cazabán.

En esa línea, el abogado señaló que ambos jugadores estaban entrenando con el club, siendo que habían declarado domicilio de cumplimiento en San Rafael, y que solicitaron permiso para viajar con el club: "Nosotros advertimos que, si estaban entrenando y jugando, lo hacían de forma diaria en Mendoza y estaban incumpliendo una condición básica. En diciembre llegaron las pericias de ADN que se tomaron en el cuerpo de la víctima y en su ropa y el match había dado positivo. Entendíamos que debían revisar las medidas de coerción, fundamentalmente por incumplimiento de las condiciones", añadió, señalando que se constató que no estaban viviendo en el domicilio declarado en San Rafael: "Ellos fueron convocados, reconocieron esta situación e inmediatamente se le ordenó revocar el mantenimiento de libertad y ordenar la detención".

Cazabán señaló que uno de los acusados se encuentra detenido en la comisaría 44 y otro en la Tercera, a la espera del beneficio de la prisión domiciliaria: "Yo entiendo que no podría proceder la prisión domiciliaria por una cuestión sencilla: si a una condición que era de muy fácil cumplimiento como era mantener el domicilio declarado lo incumplieron, ¿por qué vamos a pensar que van a cumplir condiciones más severas? Me parece que la conducta precedente de estos dos jóvenes le impediría, por sentido común, acceder a este beneficio".  

Lo Presti: "Tenemos deficiencias, pero la gente sabe que estamos trabajando y recuperando una comuna quebrada"

Por otra parte, Cazabán también puso el foco en el club y la desidia y despreocupación mostrada por la reputación del mismo: "Una sociedad espera de un club formativo una conducta distinta ante una situación de estas. Estas dos personas no fueron separadas del plantel, no se tomó ninguna medida de resguardo para terceros. Ahí van menores, niños y niñas, y más allá del principio de inocencia, tomar el mínimo resguardo de tener esos cuidados ante la posibilidad potencial de que pueda ocurrir otro hecho de estas características", expresó el abogado.

En esa línea, Cazabán marcó la situación ocurrida hace pocos días en Vélez Sarsfield: "Separó inmediatamente a los jugadores, sacó un comunicado solidarizándose con la víctima, desplegaron el protocolo de violencia de género y, cuando se constató en una medida procesal la verosimilitud en primera instancia de la víctima, dieron de baja los contratos. Esto es lo que hace cualquier club en el mundo; la AFA, la Conmebol, la FIFA, tienen protocolos para esto y le piden a los clubes que adopten estos protocolos. Eso no se hizo en Godoy Cruz", explicó el abogado, agregando que desde el club fueron remisos en dar información: "Insistimos en dos oportunidades para que contestaran un oficio con cosas básicas: si tenían algún vínculo contractual, legal o laboral con el club, porque ellos sostenían que eran trabajadores del club, y lo contestaron recién hace tres días".

Sobre esto, el abogado también señaló que se solicitó conocer si se había desarrollado algún protocolo de violencia de género o de protección y que no fue respondido: "Lo peor es que estas dos personas siguieron haciendo vida normal dentro del club. Me parece que como ejemplo es muy malo", explicó, y agregó: "Si yo mando a mi hijo al Tomba, a cualquier actividad y advierto cuál es la actitud de las autoridades ante un hecho de estas características, me daría un poco de preocupación".  

Los oftalmólogos piden estandarizar la consulta en 25 dólares

Cazabán señaló que, en estos casos, en donde hay intereses económicos muy poderosos como es el fútbol, hay una situación de privilegio: "Al ser jugadores de reserva, siempre está el potencial de un pase, de un contrato millonario, hay representantes. Todos conocemos en Mendoza la vinculación de algunas personas del poder político con el club Godoy Cruz, a mí me cuesta creer que no haya ningún tipo de influencia".

Por otro aldo, el abogado explicó que la denuncia fue realizada por la víctima el 20 de octubre y que se contactó con él el 10 de noviembre: "Entre esas dos fechas, en un hecho gravísimo como es un abuso sexual con acceso carnal agravado, que tiene una pena de 8 a 20 años, no habían adoptado ninguna medida. Solo empezaron a tomar medidas cuando nos convertimos en querellantes y los imputaron a pedido de la querella". Cazabán también señaló que la víctima "está mal" y que ayer, que cumplió 22 años, recibió una noticia alentadora pese a lo desprotegida que ha estado: "Los organismos dispuestos para la protección en estos casos no han hecho un abordaje de ella, nunca la asistieron. Son demasiadas cosas anómalas juntas, no sé si es casualidad, mala suerte, pero son demasiadas situaciones irregulares que a uno lo llevan a replantear que acá hay algo más".

Cazabán señaló que hay un poder económico y político y que eso anula a otros poderes como el judicial: "Claramente hay una omisión de estas instituciones de implementar sistemas de prevención de ocurrencia de este tipo de hechos", señaló, y añadió que en las empresas privadas si existen protocolos por la reputación: "Los clubes de estas características lo deberían hacer porque son formativos, son generadores y replicadores de valores, pero también de disvalores".

Esta nota habla de:
¿En dónde hacés rendir tu plata?

Tenés que saberlo