La investigación por contrabando que complica al juez Walter Bento

En los Tribunales Federales se realiza un juicio por contrabando. Dos sospechosos le habrían pagado al juez para obtener beneficios judiciales.

Gabriela Guilló

La pasada semana comenzó en los Tribunales Federales un importante juicio por contrabando de mercaderías de Chile a la Argentina. Entre los sospechosos hay dos personas que le habrían pagado coimas al juez Walter Bento para obtener beneficios judiciales.

Esta es la banda acusada por contrabando millonario desde Chile a Mendoza

Tal como anunció Memo, el juicio es contra 12 personas -entre ellas 2 gendarmes- sospechados de cuatro hechos de contrabando de tecnología y electrodomésticos por un valor de 300 millones de pesos.

Los sujetos están acusados de asociación ilícita y contrabando, pero lo curioso del hecho es que dos de los sospechosos podrían complicar aún más la situación del procesado juez federal.

Uno de ellos es Armando Rodríguez que, según consta en la investigación de contrabando, era quien suministraba los medios de transporte de mercadería. Rodríguez le habría pagado a Bento para mejorar su situación procesal.

En ese momento, Bento dictó la falta de mérito del hombre, pero la causa pasó a la Cámara de Apelaciones que revocó la decisión del juez y confirmó la imputación por contrabando y asociación ilícita. Ahora, tras comprobarse el pago de coimas, Rodríguez fue imputado por este delito también.

El otro caso, aún más grave, es el de Osvaldo Fabián Ballester, quien en la investigación está señalado como uno de los líderes de la banda que hoy permanece prófugo.

Acusan al juez federal Walter Bento de liderar una banda para coimear

De acuerdo con la investigación, el hombre le habría pagado a Diego Aliaga para contar con la información sobre los procedimientos que realizaría la policía en el marco de la investigación de contrabando en la que está sospechado.

Diego Aliaga, asesinado el año pasado, era presuntamente la "mano derecha" de Bento, siempre bajo la hipótesis de la fiscalía de que el juez federal era el líder de una banda que se dedicaba a pedir coimas a presos federales a cambio de libertades u otros favores.

De esta manera, Ballestar sabía el momento en el que los pesquisas ordenaron los allanamientos y esto le permitió fugarse y permanece prófugo desde ese momento.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?