Falleció Robin Wood, el gran autor de los comics Dago y Nippur de Lagash

Considerado el autor paraguayo más leído de todos los tiempos, el creador de aclamados personajes de cómics, como Dago y Nippur de Lagash, falleció en la noche de este domingo. Robin Wood venía luchando contra una larga y penosa enfermedad.

Falleció Robin Wood, quien es considerado uno de los guionistas más prolíficos de la historieta mundial. Es padre de personajes como Nippur de Lagash, Dago, Gilgamesh o Pepe Sánchez, protagonistas que, según han expresado, reflejan un ideario sustentado en la exploración del alma humana a través de la aventura y la fantasía.

Nacido en Colonia Cosme, Caazapá, Paraguay, en 1944, en el seno de una comunidad de migrantes australianos, confesó siempre que se ha sentido "un gringo paraguayo".

Emigró siendo adolescente a la Argentina, en los años 60, para crear desde abajo su exitosa carrera como guionista en las revistas de la legendaria Editorial Columba.

Creó más de un centenar de personajes, entre ellos Nippur de Lagash, Jackaroe, Dennis Martin, Mi Novia y yo, Pepe Sánchez, Savarese, Mark, Helena, Amanda, El Cosaco, y escribió más de 7.000 historias. Ganó los mayores premios internacionales, entre ellos el de mejor guionista del mundo en Lucca, Italia. Varias de sus obras se siguen publicando, principalmente en Italia y España.

Homenaje

La escritora María Gloria Pereira señaló en el diario Última Hora de Paraguay que "muchos de los de mi generación tuvimos el privilegio de viajar en el tiempo y en el espacio a través de sus personajes, de sentir el valor y el coraje, el miedo, la angustia, el amor a través de cada una de sus creaciones, lo cual contribuyó muchísimo a desarrollar el hábito de la lectura, a desplegar la imaginación y a tener temas de conversación entre sus lectores, además de aumentar los conocimientos de historia antigua y de culturas que, de otro modo, no tenían sentido en las letras de libros de historia".

"Dioses, genios, seres inmortales, mujeres frágiles, otras astutas, guerreros invencibles, odio, guerras, aventuras sin fin, principios éticos que a veces se defendían con la espada y con la vida, desfilaban en historias cautivantes con personajes diferentes, son parte del legado de este genio escritor que vertió su imaginación fértil en obras literarias guionadas", recordó la autora.

Agregó: "Creo que pasó demasiado tiempo para admitir finalmente que el trabajo de un guionista es el trabajo de un escritor. Dicho esto, Robin Wood es, entonces, el escritor paraguayo más leído de todos los tiempos. Y qué orgullo saber que salió de las campiñas del Paraguay, y recorrió el mundo entero sembrando ilusión, alegría, fantasía y esperanzas".

"Gracias, admirado y querido Robin Wood por tu maravilloso legado a la literatura paraguaya... y en lo personal, gracias porque me guiaste hacia el amor a la lectura y me permitiste vivir, a la par que tus personajes, momentos inolvidables llenos de fantasía", dijo en un homenaje que se le hizo en vida.