Así es Talampaya, "el Cañón del Colorado" argentino

Talampaya, un viaje cercano y posible, para viajeros comunes capaces de disfrutar de este placer universal. Memo empieza aquí su recorrida junto al portal de turismo Viajeros Comunes. ¡A disfrutar!

Viajeros Comunes

Este parque nacional de inmensa belleza se encuentra en el corazón de la Argentina, cerca de todos.

Junto con el Parque Provincial Ischigualasto, Parque Nacional Talampaya integra el único lugar en el mundo donde se puede apreciar el periodo completo del triásico, a cielo abierto.

Talampaya se ubica en el centro-oeste de la provincia de La Rioja, a 158 km de la ciudad. Se accede al mismo por Ruta Nacional 38 y luego Ruta Nacional 150. La localidad más cercana es Villa Unión, a 58 kilómetros. La misma cuenta con hotelería de diferentes categorías y restaurantes. Desde la provincia de San Juan, Talampaya se encuentra a 286 kilómetros. En nuestro caso particular, llegamos por Ruta Nacional 40 y el tramo final por Ruta Nacional 150.

¿Qué es Talampaya?

Este Parque Nacional fue creado con el objetivo de proteger importantes yacimientos arqueológicos y paleontológicos de la zona; ocupa 213.800 hectáreas. Se encuentra adyacente al Parque Provincial Ischigualasto (provincia de San Juan). En el año 2000 la Unesco declaró a ambos parques como patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en América.

En su interior se puede observar el cauce del rio seco "Talampaya" en el que hace millones de años vivieron dinosaurios, restos de pueblos originarios que habitaron desde el año 120 al 1180, como los petroglifos de la puerta del Cañón, un Jardin Botanico de reserva de la flora autóctona e imponentes paredones que alcanzan los 145 metros de altura, producto de movimientos tectónicos, de la erosión del agua y viento, a lo largo de millones de años, similar a lo que ocurrió con el Cañón del Colorado en los Estados Unidos.

El área de servicios está muy bien ubicada y brinda la posibilidad de realizar reservas y sacar los tickets de manera online con anticipación en https://talampaya.com/ Dentro del mismo encontramos un sector de informes y ventanillas de venta de excursiones: las mismas se pueden realizar en los vehículos provistos por el concesionario. También está la posibilidad de realizar algunos circuitos en bicicleta y acampar.

Cuenta con una importante amplitud térmica. La mejor época para la visita es en otoño y primavera, ya que en verano la temperatura puede alcanzar los 50 grados y en invierno hay mínimas de 0 grados.

Se recomienda llevar calzado cómodo, protector solar, abrigo en invierno y agua.

El próximo domingo, más viajes posibles, cercanos, para un tiempo complejo como el que vivimos, vía Viajeros Comunes y Memo

Esta nota habla de: