El balance anual de ACOVI: ayuda a productores afectados por las heladas tardías

El presidente de la Asociación indicó que en los últimos 5 meses se entregaron $238 millones, logrando así adjudicar 716 créditos con un monto máximo de 3.000 dólares por productor.

Desde la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas, (ACOVI) realizaron un balance anual de su gestión y confiaron que cumplieron con la ayuda a los productores con mayores daños por las heladas tardías.

El presidente, Fabián Ruggeri, destacó el haber logrado los objetivos estratégicos propuestos, que estaban enfocados en buscar herramientas que permitan a nuestros productores afectados por las contingencias hacer frente a los costos e inversiones necesarias para su recuperación; generar adaptaciones normativas y de regulación vitivinícola según las nuevas realidades industriales en vistas de mejorar la situación de nuestras cooperativas, y poner en valor el cooperativismo como modelo de desarrollo sostenible.

Fondos rotativos

 De esta manera se dieron a conocer los números de los fondos rotatorios y microcréditos que recibieron los productores. En los últimos 5 meses se entregó un monto de $238 millones de pesos, logrando así adjudicar 716 créditos con un monto máximo de 3.000 dólares por productor. Las tasas de los créditos otorgados van del 30% para productores con daño superior al 85%, 40% para productores con daño hasta el 85%, 50% para productores sin daño.

Ruggeri comentó  que "el objetivo de este fondo es que perdure en el tiempo, priorizamos a los productores que fueron afectados por las heladas. Fijamos tasas bajas, del 30% al 50%". Además, contó la finalidad que tienen estos fondos rotatorios "La idea es que los productores solventen los gastos que van a tener durante la cosecha. Están adquiriendo insumos para realizar las curaciones y también lo usan mucho para pagar el capital de trabajo" Por último, destacó la conveniencia de articular dichos fondos con las líneas provinciales ya existentes, como por ejemplo, del Fondo de Transformación y Crecimiento.

Por su parte, al sur de la provincia, el productor Fernando Cordero explicó el destino que le han dado al financiamiento pedido "Lo solicitamos para hacer una defensa contra heladas con aspersión subarborea. El proyecto es grande, radica fundamentalmente en el congelamiento de agua para la generación de calor, para defender así a la viña y al parral contra las heladas" Además, agregó "El año pasado perdimos casi el 80% de nuestra producción de vid a raíz de las heladas tardías, por lo tanto este año decidimos hacer un sistema de defensa" finalizó.


Esta nota habla de:

Tenés que saberlo