Cuánto podría ahorrar América Latina con la llegada de los vehículos autónomos

Un informe del BID analiza la llegada de los vehículos autónomos a nuestro subcontinente.

¿Imaginas cuánto podrían ahorrar los hogares de América Latina con la llegada de los vehículos autónomos?

Por Maria Eugenia Rivas AmiassorhoTomás Serebrisky y Agustina Calatayud (BID)


El costo total de compra, operación y mantenimiento de un vehículo privado en la región es realmente significativo para un hogar promedio cuando se consideran todos los rubros que incluye la propiedad de un vehículo. El reemplazo del vehículo privado por el vehículo autónomo podría representar grandes beneficios para los hogares de la región. En el BID estimamos el ahorro potencial para un conjunto de ciudades de América Latina y el Caribe (ALC). Los resultados muestran que el ahorro anual para un hogar que reemplace la propiedad de un vehículo propio por el uso de vehículos autónomos podría alcanzar los 3.091 dólares.

1. El costo total de compra, operación y mantenimiento de un automóvil propio en la región alcanza los 381 dólares mensuales. ¿Qué pasará con la llegada de los vehículos autónomos?

De acuerdo a estimaciones recientes del BID, el costo promedio[1] de compra, operación y mantenimiento de un vehículo privado es de 381 dólares mensuales, equivalente a 0,30 dólares por kilómetro. Mientras que, en Estados Unidos, el costo estimado es de 0,40 dólares por kilómetro (Airbib y Seba, 2017).

Airbib y Seba (2017) estiman para Estados Unidos un costo de 0,10 dólares por kilómetro con la llegada de los vehículos autónomos en la modalidad "transporte como servicio" (TaaS por sus siglas en inglés, transport-as-a-service). Todos los vehículos TaaS serán autónomos y eléctricos, se conducirán por sí mismos sin ningún tipo de asistencia mecánica humana, y ofrecerán un costo mucho más bajo, así como un mejor servicio para el consumidor, sin necesidad de conducir, estacionar, mantener, asegurar o abastecer de combustible al vehículo. Esta modalidad presentaría las ventajas de gozar de un nivel de servicio equivalente o superior a los modelos actuales de propiedad privada del vehículo, sin la necesidad de poseer uno.

Figura 1. Costo por kilómetro de vehículo privado de combustión interna vs. vehículo autónomo eléctrico sin propiedad privada Nota: *Valor para Estados Unidos Fuente: Estimaciones de los autores y Arbib y Seba (2017)

2. El ahorro potencial por vehículo en la región alcanzaría los 3.091 dólares anuales si se abandona el modelo de propiedad privada del vehículo y se avanza hacia una tecnología de vehículos autónomos.

El abandono del modelo actual de propiedad privada del vehículo y el advenimiento de la tecnología de los vehículos autónomos permitirá obtener importantes ahorros para los hogares de la región. Asumiendo un criterio conservador[2] de que en la región el costo de esta nueva modalidad será también de 0,10 dólares por kilómetro, se obtiene un ahorro anual de 3.091 dólares por vehículo. Este valor representa el 17% del ingreso mensual promedio de los hogares de las ciudades analizadas en el estudio del BID.

Figura 2. El abandono del modelo actual de propiedad privada del automóvil y la llegada de los vehículos autónomos podrían representar ahorros significativos para los hogares de la región.

Los beneficios asociados a la migración hacia un nuevo modelo de transporte individual alcanzarán de manera diferente a los hogares según el nivel socioeconómico. La tenencia de vehículos privados en la región se concentra en los niveles de ingresos más altos. El 46% de los hogares del quintil más rico en la región[3] posee al menos un vehículo, mientras que este valor se ubica en 8% en los hogares del quintil más bajo (Daude et al., 2017). No obstante, en el caso de los hogares de menores ingresos con vehículo, el ahorro alcanzado representará un mayor beneficio como proporción de sus ingresos. Asimismo, en el escenario actual de crecimiento sostenido de la motorización, el abandono del paradigma del vehículo privado requerirá en forma conjunta, desarraigar las creencias culturales profundas en la región que posicionan al automóvil como un símbolo de estatus y libertad.

Si bien el ahorro potencial para los hogares puede ser significativo como consecuencia de la llegada de los vehículos autónomos a la región, la prioridad de los sistemas de movilidad debe estar en el transporte público masivo. La entrada de los vehículos autónomos requiere, obligadamente, ser acompañada de políticas integradas que prioricen el desarrollo de un transporte público inclusivo, eficiente y sostenible. Nuestra investigación se ampliará en la publicación Desarrollo en las Américas 2020 (DIA 2020). ¡Les mantendremos informados!

[1] El análisis comprende las ciudades de Bogotá, Ciudad de México, Ciudad de Panamá, Lima, Montevideo, San Pablo y Santiago de Chile.

[2] El costo actual de operación de un vehículo de combustión interna estimado para la región (0,30 dólares por kilómetro), es inferior al costo estimado por Airbib and Seba (2017) para Estados Unidos (0,40 dólares por kilómetro).

[3] Basado en el promedio de catorce países de la región.

Referencias

Airbib, J., y Seba, T. (2017). Rethinking Transportation 2020-2030: The Disruption of Transportation and the Collapse of the Internal-Combustion Vehicle and Oil Industries. RethinkTransportation. RethinkX.

Daude, C., Fajardo, G., Brassiolo, P., Estrada, R., Goytia, C., Sanguinetti, P., ... Vargas, J. (2017). RED 2017. Crecimiento urbano y acceso a oportunidades: un desafío para América Latina. Bogotá: CAF. Retrieved from http://scioteca.caf.com/handle/123456789/1090

LOS AUTORES

- María Eugenia Rivas es economista consultor del Sector de Infraestructura y Energía del BID, donde forma parte del equipo de conocimiento. Sus principales áreas de interés incluyen el transporte urbano y el desarrollo de soluciones de movilidad sostenibles, eficientes e inclusivas. Antes de incorporarse al BID, trabajó en el sector de transporte realizando consultorías para el sector público y privado, así como también para organismos internacionales en las áreas de evaluación socioeconómica, planificación y regulación de transporte. María Eugenia es economista por la Universidad ORT (Uruguay) y tiene una Maestría en Economía de Transporte de la Universidad de Leeds.

- Tomás Serebrisky es Asesor Económico Principal del Departamento de Infraestructura y Energía del BID. Sus áreas de experiencia incluyen economía de inversiones en infraestructura, logística, asociaciones público-privadas, política de subsidios, regulación económica y defensa de la competencia. El Sr. Serebrisky tiene numerosas publicaciones en revistas académicas y es autor de los libros "Ahorrar para Desarrollarse: cómo América Latina y el Caribe Pueden Ahorrar Más y Mejor" y "Airport Economics in Latin America: Benchmarking, Regulation and Pricing". El Sr. Serebrisky es graduado de la Universidad de San Andrés (Argentina) y obtuvo un Doctorado en Economía de la Universidad de Chicago.

- Agustina Calatayud es Especialista Sr. en Transporte en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde estructura programas de inversión y asistencia técnica para los países de América Latina y el Caribe en las áreas de fortalecimiento del sector privado, cadenas de abastecimiento, logística y conectividad. Antes de unirse al BID en 2010, Agustina trabajó con diferentes organismos internacionales (Comisión Europea, Naciones Unidas, Organización Internacional del Trabajo), el sector público (Alcaldía de Turín) y el sector privado en las áreas de gestión de cadena de suministro, logística, acceso a mercados y facilitación del comercio. Es Doctora en Ingeniería Mecánica y Sistemas por Newcastle University (Reino Unido), y posee maestrías de University of California, Berkeley (Estados Unidos) y Università degli Studi di Padova (Italia). Ha sido galardonada con los premios "PhD Dissertation of the Year" del Chartered Institute of Logistics and Transport del Reino Unido e Irlanda y "Outstanding Doctoral Resarch in Logistics and Supply Chain Management" de Emeral Publishing. Ha recibido premios internacionales de la Asociación Europea de Logística, la Unión Europea, la Fundación Rotary y los gobiernos de Italia y de la República de Corea. Sus investigaciones han sido publicadas por revistas científicas especializadas, organismos internacionales y academia.

Esta nota habla de: