Empleados "en negro" y sin bancarización: la otra cara de la crisis minorista

Además de esquivar contribuciones, muchos comercios minoristas están a punto de desaparecer porque no pueden pagar los alquileres y los propietarios, dicen, no parecen comprender que no tendrán opciones para sus locales.

Las cifras de la crisis en las ventas minoristas en Mendoza difundidas por la Federación Económica de Mendoza son históricas. "Nunca antes habíamos visto una caída de más del 80 por ciento, que terminan promediando poco más de 70% porque algunas actividades esenciales se mantuvieron abiertas", según dijo el vicepresidente de la FEM, Adolfo Brennan.

Sin embargo, no es posible todavía saber cuántos comercios apelaron a la ayuda de la Anses para pagar los medios sueldos que esta semana comenzó a depositar, porque apareció un factor que impide tanto el auxilio como obtener estadísticas.

Por ejemplo, la actividad informal. Gran parte del personal está "en negro" y no ha sido declarado, por lo que al pueden recibir ayuda para pagarles parte de su salario porque, en los padrones oficiales, directamente no existen.

Además, también aparece toda una serie de comercios que se niegan a utilizar tarjetas: prefieren no bancarizarse, ni dejar rastros de sus ventas para evitar aportes o contribuciones.

Entonces, no reciben ayuda, ni venden; no pueden abonar los alquileres de sus locales, ni generar un sistema de delivery. "Distribuir mercadería requiere casi la estructura de una sucursal. Hay que tener logística, responder rápido al pedido de los clientes y tener cómo atender sus llamadas; no es para nada sencillo", contó Brennan al analizar el informe de la FEM.

Evaluó que "la venta por redes más las ventas por plataforma no han superado el 10% de la venta en los locales físicos". "Tiene que haber mucha publicidad para que funcione una venta en una plataforma online", indicó

La FEM preparó una encuesta para ver cuántos comercios han podido acceder a la ayuda de la Anses, pero que muchos "ni así y todo van a poder pagar en tiempo y forma los salarios"."No es tan fácil completar todos los requisitos que te pide AFIP, sé que muchos tuvieron inconvenientes. Pero el tema de la informalidad es determinante, los trabajadores que no tienen cuenta bancaria no van a poder cobrar, la ayuda del Estado es por depósito en cuenta bancaria".

Resta saber qué nivel de empleo perdieron, pero ya saben que muchos no podrán arrancar una vez que se los habilite: "Aunque ahora mismo los autoricen, como le hemos pedido al Gobernador que gestione ante la Nación, muchos negocios no podrán abrir", sostuvo el dirigente gremial empresario.

Brennan pidió que se habilite la actividad comercial y predijo una crisis inmobiliaria. "Los negocios no pueden pagar los alquileres", dijo, y además señaló que "los propietarios a veces no lo entienden y amenazan con que llegará otro cliente, pero todo indica que llegó para quedarse una modalidad de compras a distancias que se suma a la carencia total de recursos para seguir pagando, así que esa otra crisis es inminente", aportó.


Esta nota habla de: