Un porteño paga hoy el 40% de lo que paga un mendocino en la boleta de la luz

De acuerdo a un relevamiento, Mendoza es la nieva provincia con el precio más caro de la energía. Los factores que influyen y el aumento que se viene en febrero en la boleta de la luz.

Una factura eléctrica de la Ciudad de Buenos Aires en la actualidad equivale sólo a un 40% de lo que le cuesta el mismo servicio a un mendocino, cifra que confirma las grandes diferencias que existen en los distintos distritos del país a la hora de cobrar los servicios.

De acuerdo a una nota de Infobae basada en un informe de compañías del sector, a noviembre de 2022, con los números finales de un consumidor del segmento medio-bajo que gasta 250 Kwh por mes, en la zona sur de CABA se pagan $1.604 mensuales, mientras que en Mendoza ese número llega a los $4.050.

Mendoza es la provincia número 9 en el ranking de las boletas más caras de la energía, considerando el informe mencionado, con facturas que pagan casi 2,5 veces más que en el distrito más barato. La zona del país más cara en Chubut, que casi triplica a la zona sur de CABA.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires, AMBA, el servicio de energía eléctrica tiene tarifas promedio de $1.700, mientras que las más caras del país se pagan en las provincias de Salta, Neuquén y Chubut, donde superan los $4.500 por mes.

La suba de los alimentos hace tambalear los planes de Massa

En los números del informe se consideraron los impuestos que corresponden a cada jurisdicción, por lo que en muchos casos la diferencia también va de la mano de esos componentes de la factura. Se pone como ejemplo a Santa Fe, donde la tarifa promedio para el segmento medio y bajo ronda los $4.500. Pero de ese total, $2.837 corresponde al servicio de energía eléctrica y los $1.667 restantes son impuestos, entre nacionales y locales.

El precio final de las facturas por el consumo de energía eléctrica está compuesto por la generación, transporte, distribución e impuestos nacionales y municipales, los cuales aparecen detallados en las facturas.

Nuevo aumento 

 En febrero el Ejecutivo seguirá con la quita de subsidios, lo que deriva en un aumento del valor de la boleta de la luz. Los usuarios residenciales, comprendidos en los niveles 1 de ingresos altos y 3 de ingresos medios, percibirán en sus facturas un incremento promedio de un 14% en el servicio eléctrico.

Es la tercera quita de subsidios que se aplica desde el año pasado y debería ser la última. En octubre se quitó un 20% de los aportes estatales y se reflejó en la factura, misma situación que ocurrió en diciembre, con una segunda quita que impactó en promedio en un 40% del aumento del precio del servicio eléctrico.

Esta nota habla de:
¿Hay que prohibir el uso de celulares en las aulas?