Ferreres: "El gobierno tiene un plan ordenado, pero afectado por el Congreso que no le aprueba nada"

El economista Orlando Ferreres analizó el panorama económico, habló sobre el atraso cambiario, vislumbra una recuperación en "U" y una salida escalonada del cepo.

Cumplidos los seis meses de gobierno de Javier Milei, los análisis económicos en referencia a la actividad económica reflejan diversas miradas sobre la realidad. El economista Orlando Ferreres habló con Gabriel Conte y Hernán Bitar en "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9 y analizó diferentes variables sobre la economía del país.

El ránking de las irregularidades que detectó la UNCUYO en la gestión de Orozco 

"Nosotros vimos un aumento de inflación la última semana de mayo, pero nos dio 4,6% en Capital Federal y GBA, no abarca todo el país porque no tenemos tanta cobertura, pero representa bastante bien la inflación general. En materia de actividad económica, uno nota 3 sectores que están cayendo mucho, como es la industria manufacturera, la construcción y el comercio por las ventas que bajan mucho. Aumenta mucho la producción de agro y minería", señaló Ferreres.

El economista explicó que la producción de soja ha aumentado casi un 100% y que en algunos rubros las caídas son de entre 10 y 15%: "Eso hizo que la producción, el índice de PBI, bajara 3,1% cuando venía cayendo al 7 u 8%. Gracias al aumento del agro, estamos bajando mucho la recesión, pero es muy dispar según los sectores. No todos los sectores están teniendo los mismos resultados y eso es lo que preocupa. El resultado para la construcción se puede aumentar con los préstamos hipotecarios, puede ser una solución en la medida de que avance. Por el lado de la industria, aumentando los salarios y las jubilaciones en términos reales, como está previsto que aumente de acuerdo con la inflación, más un 10% las jubilaciones", señaló.

Sin embargo, Ferreres especula que la recuperación puede demorar un poco: "No sé si se va a dar una recuperación en "V" como dice Milei, sino más bien tipo "U", con bastante tiempo estancada y después aumentando, para el año que viene, pero no creo que aumente muy rápido en los próximos meses".

El economista señaló que no se puede tener pisados los precios todo el tiempo, pero que hay que esperar el momento para poder liberarlos: "Eso va a hacer mantener el tipo de inflación en el mismo nivel o tal vez algo mayor. Hay que liberarlo todo y dejar que los precios sean libres, pero hay que hacerlo de a poco para no encontrarnos frente a una sorpresa muy grande"

A su vez, Ferreres señaló que el gobierno está esperando una recuperación de la actividad por intermedio del salario y las jubilaciones, además de los créditos que modificaron el riesgo país: "Aumentó como 300 puntos, 1500 es un número muy alto para este momento, evidentemente refleja la incertidumbre financiera que hay acerca del cumplimiento del Estado con los bonos, es un riesgo que hay y el mercado lo refleja con total crudeza sin importarle cómo está la situación. La baja de tasas de interés produjo un resultado negativo en los bonos y en las acciones", explicó.

Según el economista, el gobierno tiene un plan bien definido, aunque tiene limitaciones y se maneja de acuerdo a reacciones del mercado: "Sobre todo la Cámara de Diputados y Senadores, que a veces no aprueban las leyes y complican el desarrollo del plan. Por ahora no ha salido ninguna ley favorable al gobierno del Congreso, eso pone en duda toda la cuestión de la credibilidad del gobierno. Ya pasaron 6 meses, con leyes muy grandes que abarcan muchas otras leyes, pero yo creo que está habiendo una ejecución un poco confusa de la realidad económica del plan del país", señaló.

Por otro lado, el economista señaló que existe un atraso cambiario, ya que el dólar oficial ronda los $900, mientras que los cambios libres superan los $1300: "El tipo de cambio quedó con una brecha mayor al 40% respecto a los tipos de cambio libres. Es mucho eso, encima pagan derechos de exportación en el agro. Hay mucha diferencia entre los precios de Chicago y los de acá, no solo por el tipo de cambio sino por los derechos de exportación. Eso hizo que la gente de campo esté menos dispuesta a liquidar sus cosechas, esperando un mejor momento en el futuro a ver si la pueden realizar".

En referencia a la salida del cepo, Ferreres explicó que son demasiadas las limitaciones que presenta y por lo tanto sería muy arriesgado quitarlo abruptamente: "Si llenamos todas las restricciones que abarca el cepo, tenemos más de una hoja. Es una cosa muy intrincada y cada una de las medidas hechas fue tomada por su cuenta, combinando con cosas que ya estaban en vigencia. Es difícil eliminar el cepo en un solo día porque podría traer mucho dolor de cabeza a las reservas del Central si la gente actúa, no hay tantas reservas como para arriesgar una salida del cepo de una sola vez, esta salida va a ser gradual"

Finalmente, el economista señaló que tanto haber cortado la obra pública de golpe como demorar en el programa para reactivarla han sido errores de parte del gobierno: "El hecho de poder hacerlo de a poco también es un tema que en la construcción es difícil, se va haciendo de a poco, aparece el crédito hipotecario, pero en relación a la totalidad de las necesidades, es muy bajo en relación al PBI. Hace falta un mayor dinamismo en la ejecución a partir de ahora que se le permite a los privados que hagan propuestas para el gasto público en inversiones", concluyó.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?