Cómo organizar un circuito por bodegas en Mendoza

Hoy "Viajeros comunes" nos regala una guía para visitar bodegas. Qué mejor que los propios anfitriones mendocinos vivan la experiencia para luego invitar a amigos que vienen desde afuera. Aquí está la data.

Viajeros Comunes

No podemos hablar de Mendoza sin mencionar sus principales atractivos: la montaña y todo lo relacionado a la cultura del vino.

Mendoza tiene viñedos desde que fueron introducidos por los españoles a finales del siglo XVI. El desarrollo vitivinícola tuvo sus comienzos hacia finales del siglo XIX con la llegada del ferrocarril en el año 1885 y principios del siglo XX. Se instalaron en esta localidad algunos inmigrantes europeos que aportaron conocimientos de viñedos

También se creó una bodega donde se comenzó a enseñar la labor del cuidado de la vid y elaboración del vino (donde se encuentra la enoteca). Se crean importantes bodegas como Giol - Gargantini en 1898, y desde allí se va desarrollando esta actividad con mayor tecnificación.

Unos días en Malargüe: un lugar que no te podés perder

La cepa Malbec es la que mejor se adaptó a esta tierra de suelo pedregoso, escasas precipitaciones y con una gran amplitud térmica entre días muy soleados y noches frescas. Veranos muy calurosos e inviernos gélidos. Características optimas para el desarrollo de esta vid. Mendoza obtuvo su nominación de origen por esta variedad.

Desde el año 2005 forma parte de unas de las 10 capitales internacionales del vino.

La provincia cuenta con 4 zonas vitivinícolas bien diferenciadas de las cuales se obtienen excelentes vinos. Hoy cuenta con 146 bodegas abiertas al turismo donde podrán recorrerlas, degustar y comprar sus vinos. De estas, en 70 podrás comer y en algunas también alojarte.

Cuatro cerros para iniciar senderismo en Mendoza

Tampoco todas se limitan a las visitas con degustación, en muchas podrás vivir experiencias como: cosechar, elaborar tu propio vino, pasear a caballo o en bicicleta entre viñedos, realizar un paseo en globo aerostático, tomar clases de cocina o de tango. En otras encontrarás galerías de arte. ¡Hay para todos los gustos y presupuesto!

Aparte de poder observar toda la cultura del vino, vas a poder apreciar cómo fue cambiando la arquitectura de las bodegas, desde tradicionales a majestuosas construcciones. También aquellas que conservan un método más tradicional o artesanal de elaboración del vino a aquellas con impronta moderna.

¡No te olvidés de hacer un recorrido por la Ciudad antigua y por el Microcentro de Mendoza!

Podés organizar el paseo a través de alguna agencia de viajes. Generalmente te ofrecen dos opciones: una excursión regular (compartes el bus o van con otros pasajeros) a la primera zona vitivinícola, con traslado, ingreso y degustación. Esta actividad es de medio día. O un tour privado, de día completo, donde vas en un auto con chofer a las bodegas de tu elección, generalmente se visitan 3 bodegas y te incluyen en el costo visita, degustación y almuerzo.

Así es Talampaya, "el Cañón del Colorado" argentino

También podes ir en auto, ya sea particular o rentar alguno, o en bus turístico (sistema Hop on, no incluye la entrada a bodegas, ni degustación y se abona directamente en bodega).

Para que puedas organizarte mejor, te dejamos una guía.

Guía para recorrer bodegas en Mendoza

  1. Selecciona las bodegas que vas a visitar (quizás tengas alguna de tu preferencia, porque te interese saber cómo elaboran tu vino preferido.
  2. Deberás fijarte en qué departamento se encuentra. Mendoza tiene bodegas en todo su territorio a excepción de Malargüe (el departamento que se encuentra más al sur de la provincia). De ahí te conviene trazar un recorrido por la zona.
  3. Tendrás que realizar reserva para tu visita. En su mayoría ya tienen horarios estipulados para la atención al turista; si tu intención además de la visita es almorzar también deberás preverlo con anticipación (algunas agotan su agenda con mucha facilidad).
  4. La mayoría de las bodegas abren al público entre las 9.30 y 10 de la mañana hasta las 12 horas y de 14.30 a 17 hs que suele ser el último turno de visita. El recorrido por el interior te lleva 40 minutos aproximadamente y unos 25 minutos la degustación. Por una cuestión de distancia solo podrás visitar 3 o 4 en el día.
  5. Tené en cuenta que si bebes alcohol no podrás conducir. Recomendamos que busques la opción que más se adapte a tu expectativa.

Hay mucho más para conocer junto a Viajeros Comunes. Hacé clic aquí o seguilos en las redes


Esta nota habla de: