Bancos centrales al acecho; volatilidad, un hecho

El informe mensual de mercados de Balanz Capital, donde vas a encontrar en un sólo reporte la dinámica de las principales variables macroeconómicas, los temas de actualidad que dominan las tendencias y cómo impactan a cada una de las distintas clases de activos a nivel global, acciones, bonos, monedas y commodities.

Balanz

- Las señales de una política monetaria más restrictiva por parte de la Reserva Federal están generando un difícil comienzo de año para (la mayoría de) los activos de riesgo.

- La publicación de las minutas de la reunión de la Reserva Federal de diciembre marcó un punto de inflexión para las expectativas de ajuste monetario, algo que fue reafirmado en la reunión de la Fed esta semana.

- En EE.UU., el mercado se está moviendo a incorporar 5 subas de 25pbs en la tasa de política monetaria desde un poco más de 3 a fines de 2021. Foco en la reunión de la Fed en marzo.

- Las preocupaciones por el crecimiento económico se extienden a medida que los bancos centrales reafirman su postura frente a la (elevada) inflación.

La economía después del FMI

- El prospecto de menor crecimiento económico hizo mella en las perspectivas de las ganancias de las empresas, y por ende las acciones tuvieron un difícil comienzo de año.

- A diferencia de años anteriores, la inflación elevada es un hecho en EE.UU. y el foco de la política monetaria continuará siendo la inflación, lo que deja a las acciones en un lugar de mayor vulnerabilidad, al menos en el corto plazo.

- La predisposición de la Fed a cambiar el tono frente a correcciones en las acciones no se vería tan afectada como en momentos anteriores ya que la inflación se encuentra elevada en EE.UU.

- Esto nos hace reforzar nuestra visión de favorecer acciones de valor por sobre crecimiento y buscar la diversificación geográfica (particularmente en Europa y Japón) como protección.

- Si bien somos constructivos para 2022, ponemos el énfasis en la dinámica inflacionaria y en la necesidad de convergencia de la misma, particularmente en los países desarrollados, ya que las decisiones de los bancos centrales llevarían a condiciones financieras más ajustadas.

- Debido a la suba generalizada en las tasas de interés (no solo en EE.UU.), seguimos encontrando atractivo en posición defensivas dentro de la renta fija. En este entorno, vemos atractivo en buscar exposición en bonos con tasas variables además de posicionarse en bonos de corto vencimiento.

Las señales de una política monetaria más restrictiva por parte de la Reserva Federal están generando un difícil comienzo de año para (la mayoría de) los activos de riesgo. Las preocupaciones en torno a la postura que iba a tomar la Fed en la reunión de diciembre se materializaron con la publicación de las minutas a principio de mes y con los comentarios posteriores de varios miembros de la Fed, los cuales apuntan a una suba de la tasa rectora en marzo. La recalibración de expectativas monetarias aceleró algo que habíamos discutido en nuestro reporte anterior y refiere a los activos con elevadas valuaciones, como ser las acciones de crecimiento. Tal como lo ilustra la Tabla 1, las acciones de crecimiento, tanto dentro del S&P 500 como el Nasdaq mismo, son las que peor rendimiento están exhibiendo desde comienzo del año con caídas que rondan el 14%. Geográficamente, los mercados desarrollados (ex EE.UU. y Canadá) están mostrando una mejor performance relativa, ya que retrocedieron 5.7% vs el 9.2% que lo hizo el S&P 500 desde que comenzó el año, mientras que en los mercados emergentes la performance relativa es aún mejor (-3.2%).

El entorno desafiante para la renta fija era algo esperable en 2022, con lo que las posiciones defensivas siguen teniendo mucho atractivo. En su conjunto, la renta fija acumula un retorno de -2% en el inicio del año, similar a la performance de los treasuries y levemente por encima de aquella de mercados emergentes (-2.6%). La recalibración de expectativas monetarias se está materializando principalmente en la parte corta/media de la curva de rendimientos, sin embargo, las subas de tasas se dieron a lo largo de la curva americana. Aun así, debido a la duración de los bonos, la parte de la curva que peores retornos está acumulando es la de bonos con mayores vencimientos. En este entorno de mayores tasas, seguimos encontrando atractivo en los bonos con tasa variable y en los de corta duración, particularmente en mercados emergentes y también dentro del segmento de alto rendimiento (high yield).

Si bien mantenemos nuestra postura constructiva con los activos de riesgo, esperamos que la volatilidad se mantenga elevada en las próximas semanas a causa de la incertidumbre monetaria y los eventos geopolíticos. A diferencia de años anteriores, la inflación en EE.UU. se mantiene elevada y el cambio de postura de la Fed es claro y conciso, con lo que vemos poco probable un golpe de timón en la postura ante el actual nivel de volatilidad. Más aún, creemos que el mercado se volverá más sensible a las sorpresas en actividad e inflación por el posible impacto en las condiciones financieras. Con un rendimiento de 7.1%, los commodities están actuando como protección contra la inflación, al menos en el corto plazo. Sin embargo, creemos que es menos probable que los mismos tengan una performance similar (o cercana) a la que tuvieron en 2021. De corto plazo, la suba en los commodities energéticos (16.5%) está siendo impulsada por los eventos geopolíticos y las bajas temperaturas en el hemisferio norte, fogueando aún más las perspectivas inflacionarias de corto plazo.

MÁS Hacé clic aquí para leer el informe mensual de mercados de Balanz Capital, donde vas a encontrar en un sólo reporte la dinámica de las principales variables macroeconómicas, los temas de actualidad que dominan las tendencias y cómo impactan a cada una de las distintas clases de activos a nivel global, acciones, bonos, monedas y commodities.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?