Se concretaron los acuerdos y nace Warner Bros Discovery

Para el mapa de medios de comunicación global el surgimiento la fusión significa un nuevo capítulo para la muy promocionada "guerra del streaming"

La fusión entre los conglomerados de medios y empresas de entretenimiento WarnerMedia y Discovery se completó y dio nacimiento de manera oficial a Warner Bros. Discovery, un nuevo gigante que confirma la senda de hiperconcentración y feroz disputa que el sector transita en los últimos años.

El nuevo pope de los medios de comunicación será dirigido por su CEO David Zaslav, que proviene de Discovery y lleva unas agitadas últimas semanas dando forma a la estructura ejecutiva de la compañía, con varias salidas de altos funcionarios de WarnerMedia.

El acuerdo se había anunciado originalmente en mayo del año pasado, y tras la aprobación de los organismos de control y el voto afirmativo de los accionistas de ambos conglomerados tuvo su paso definitivo en la tarde de ayer estadounidense.

En términos concretos, el convenio consagra la escisión de WarnerMedia de la órbita de AT&T. Aunque esta última conservará el 71% del paquete accionario de la fusionada, en la práctica rescinde todo control y recupera lo que pagó cuando la compró en 2018 por 85.000 millones de dólares.

Discovery Inc. abonará 43.000 millones de dólares en efectivo y asumirá, vía la emergente Warner Bros. Discovery, otros 43.000 millones de deuda.

AT&T abandona así su breve sueño de integrar verticalmente telecomunicaciones y entretenimiento, pagará parte de sus inmensos pasivos -que según la revista especializada Variety ascendían a 156.200 millones a fines de 2021- e invertirá en su negocio original, principalmente en el desarrollo y despliegue de redes 5G.

Para el mapa de medios de comunicación global el surgimiento de Warner Bros. Discovery significa un nuevo capítulo para la muy promocionada "guerra del streaming", que en muy pocos años vio numerosas fusiones, el lanzamiento de plataformas y el crecimiento exponencial en el desarrollo y rodaje de títulos que alimenten los catálogos de las diferentes marcas.

Allí donde reina Netflix se lanzaron a la pelea los conglomerados mediáticos tradicionales, cuyo poder se remonta en la mayoría de los casos un siglo atrás con la fundación de los grandes estudios de Hollywood, como The Walt Disney Company, Paramount Global, NBCUniversal y WarnerMedia.

La nueva Warner Bros. Discovery, que comienza a cotizar en bolsa el lunes, reunirá en un solo espacio a marcas como HBO, HBO Max, CNN, los estudios Warner Bros., DC Films, New Line Cinema, los canales TBS, TNT y Cartoon Network junto con Discovery Channel, HGTV, Discovery Home & Health, Food Network, TLC, Investigation Discovery, Travel Channel, Turbo, Animal Planet, entre más.

Se anunció que ambos catálogos, de una diversidad que se estima permitirá competir de igual a igual con Netflix y Disney, se reunirán en una sola plataforma de streaming.

Por supuesto la fusión tendrá sus efectos en los próximos meses en el resto de los mercados, incluido el latinoamericano.

Esta nota habla de: