Por qué el courier terrestre Argentina-Chile no avanza y cómo afecta a los comerciantes de Mendoza

Se trata de un servicio de envíos de mercadería para comercializar, vía terrestre, desde Argentina a Chile y que los distintos integrantes del sector vienen reclamando hace tiempo. Cuánto cuesta hoy enviar un producto al vecino país y cuánto costaría si se concreta este courier.

Para hablar con precisión, son 277 los kilómetros que separan a Mendoza de Los Andes, Chile. Es decir, de la primera ciudad que une, desde lo comercial, a Argentina (centrándonos en nuestra provincia) con el vecino país. Con lo cual, desde el sentido común, si comerciantes mendocinos quieren vender mercadería para Chile no debería ser complejo hacerla llegar.

Sin embargo, los distintos actores que integran el sector manifiestan todo lo contrario y reclaman, desde hace ya tiempo, que exista lo que se denomina un servicio de Courier (en español, correo) terrestre entre Argentina y Chile que felicite su tarea y que les posibilite, en resumidas cuentas, poder vender sin que los costos de envío sean inalcanzables y terminen frustrando la comercialización.

Para conocer en profundidad cuál es la situación actual al respecto, Memo consultó con la Federación Económica de Mendoza (FEM) que, al igual que ProMendoza, es una de las entidades locales que viene ocupándose del tema. Principalmente, para que las pequeñas y medianas empresas mendocinas puedan trabajar libre y fluidamente.

"Estamos a unos 250 kilómetros (km.) del primer pueblo comercial que tenemos con el país vecino. Y si alguien precisa mandar una muestra de lo que sea, una botella de vino por ejemplo, tiene que contratar un courier internacional que va por vía aérea a Buenos Aires. De ahí, al Aeropuerto Internacional Santiago de Chile y de ahí llega a Los Andes otra vez por tierra", comenzó graficando Alfredo Cecchi, presidente de la FEM.

Y siguió: "Nosotros tenemos que hacer casi 4.000 km. para llegar al lugar más cercano comercialmente hablando que tenemos de Mendoza a Chile y que es Los Andes. Es una locura desde donde se lo analice. Porque además son costos prácticamente prohibitivos, el envío de cada muestra no es menor a los 200 o 300 dólares".

En comparación, y para subrayar la importancia de la necesidad de este servicio, contó que con un courier terrestre Mendoza-Los Andes, lo mismo costaría unas 10 veces menos. Además, habría mucha más conectividad, interconexión y se favorecería a las pymes en el envío de muestras y de mercaderías.

De quién depende la concreción del courier terrestre

Cecchi, remarcó que es un tema que vienen trabajando desde hace mucho y fuertemente. "Con ProMendoza, con la embajada chilena en Buenos Aires y con la embajada argentina en Chile. Desde la FEM hemos hecho reuniones específicamente para resolver el tema e, incluso, se sancionó una ley en ambos países para poder avanzar", agregó el referente de FEM.

Pero ahora, describió también, el problema es que Aduana chilena está trabajando en unas reglamentaciones para esto y hasta que no estén listas, que sería pronto, no se puede seguir avanzando.

"Esto es para las pymes fundamentalmente porque las grandes empresas cuando son 1.600 dólares por ejemplo, por un tema de escala y de volumen, no tienen tanto inconveniente. Pero para las pymes son costos de envío que hacen prácticamente inviable su comercialización. Esa es la importancia del courier terrestre", remarcó Cecchi.

La experiencia de un comerciante

Por su parte, Darío Lupi, mendocino licenciado en Comercio Exterior, especializado en el rubro del Régimen Aduanero como Prestador de Servicios Postales (PSP) Courier Argentina-Chile, y que tiene una talabartería, reflejó su experiencia.

"Vendemos todo tipo de artículos de cuero, como cinturones, carteras, etc. Con la pandemia, tuvimos que cerrar el negocio físico y estamos vendiendo a través de las redes sociales. Siempre el chileno fue nuestro principal público, pero desde que se cerró la frontera, no podemos venderles. O sea, vendemos pero nos sale más caro enviarlo. El envío es más caro que el producto", explicó Lupi.

Así, quien también es abogado relató que desde el sector de los comerciantes han consultado en varios servicios locales y cobran más de 100 dólares por un envío. "O sea, es imposible competir cuando hay un tratado de libre comercio vigente de 2019, es decir antes de la pandemia, y no lo cumplen", se quejó, en relación al acuerdo que FEM contaba aún no se termina de cerrar.

También, el comerciante relató que existe un correo en Mendoza, llamado Cooper Cargo, que quiere prestar ese servicio y "la Aduana de Chile no los deja. Ya se cumplió un año desde que anunciaron que iban a poner el courier terrestre de Argentina a Chile y no sale. Nosotros vivimos preguntando al correo terrestre y siempre contestan lo mismo, que no depende de ellos, sino de Aduana de Chile y Cancillería argentina, pero el tema es que seguimos sin poder vender", se explayó.

En este sentido, el mendocino añadió que la única opción que les queda es vender en el mercado interno, pero que como está en una situación crítica. Los comerciantes del rubro y que dependen más del público chileno que del local para que les reditúe su trabajo, están muy complicados.

"Nosotros hemos hablado con el correo, con la Federación Económica de Mendoza, con Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicio (CECITyS) y tampoco pueden hacer nada. No entendemos para qué firman acuerdos comerciales que no se cumplen. No tienen sentido", reafirmó.

De esta manera, Lupi indicó que "la gran paradoja es que Mendoza está a 250 kilómetros de Los Andes (Chile), pero un envío tiene que ir a Buenos Aires vía aérea, de Aeroparque a Ezeiza y de ahí a Santiago de Chile. Cuando estamos a 250 km. de la frontera y a 400 km. de Santiago. Obvio que es excesivamente caro y muy ilógica la logística. Porque hay que sumar también -por ejemplo- el impuesto al combustible de los aviones. Es imposible trabajar en esas condiciones desde una provincia que es fronteriza con Chile", concluyó con pesar. 

Esta nota habla de: