Trump sube y mantiene los aranceles a alimentos europeos, entre ellos el vino

Estados Unidos con el apoyo de la Organización Mundial del Comercio sostuvo los aranceles de 25% a productos españoles que Mendoza también produce, y los aumentó para Alemania e Italia, a la vez que morigeró en Reino Unido y Grecia.

Fue el New York Times el que advirtió que el arancelamiento de Estados Unidos daba la oportunidad a otros vinos del mundo. El periodista de vinos Eric Asimov habitualmente busca y publica en The New York Times una lista los mejores 20 vinos por menos de 20 dólares que están disponibles en el mercado estadounidense. Pero el arancel del 25% impuesto a alimentos y bebidas europeas por la administración de Donald Trump en el conflicto por Airbus y por los impuestos europeos a las empresas tecnológicas, ha encarecido los precios y de allí, que pusieran el ojo en los buenos y además económicos vinos argentinos. En su oportunidad, elogió un Garnacha Ver Sacrum, en su canon.

Ahora Donald Trump ratificó la vigencia de los aranceles a alimentos (entre ellos el vino) de España y los subió, inclusive a Alemania e Italia. En la lista con la que el mandatario estadounidense juega un ajedrez de intereses diversos de empresas de su país que son maltratadas, desde su punto de vista, por estos países europeos, Trump quitó algunos productos de Grecia y Reino Unido, pero mantuvo el resto. Entre los productos potencialmente afectados están el whisky escocés, el vino español y francés, y las aceitunas griegas y españolas. Así es que tanto el vino, las aceitunas, los quesos, las mandarinas, las mermeladas y otros productos españoles que se exportan a EEUU seguirán pagando un 25% de su precio en impuestos arbitrarios cuando entren al mercado norteamericano, pero cabe recordar que hace casi un año Trump había amenazado con elevarlos al 100%, por lo que a pesar de la adversidad, los europeos deberían cantar victoria.

Esta modificación entrará en vigor el 1 de septiembre de 2020. La medida es el último episodio de la disputa comercial a raíz del conflicto por los subsidios que recibió el constructor aeronáutico europeo Airbus en detrimento de su rival estadounidense Boeing, que la OMC resolvió en favor de Washington al dar luz verde para que impusiera gravámenes a productos de la UE y el Reino Unido.

Más duro y con apoyo de la OMC

Y hay algo más: esta vez consiguió el apoyo de la Organización Mundial del Comercio.

"La Unión Europea (UE) y los países miembros no han tomado las acciones necesarias para cumplir con las decisiones de la Organización Mundial de Comercio (OMC)", dijo en un comunicado el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, quien, no obstante, señaló que comenzará "un nuevo proceso para alcanzar" una solución "duradera".

Lighthizer calificó de "modestos" los cambios, que no afectan a los productos españoles, y destacó que "el volumen de productos europeos sujetos a estas medidas seguirá sin cambios en 7.500 millones de euros y las tasas en el 15% para productos aeronáuticos y 25% para todos los demás".

Agosto, mes clave

Los vinos tal como los que produce Argentina para el mercado estadounidense, tienen su momento especial entre octubre y diciembre, durante las fiestas de fin de año y, centralmente, en noviembre, para Acción de Gracias. Por ello se sostiene desde ProMendoza que agosto es un mes especial para meterse de cabeza en finiquitar los envíos a EEUU.

El año pasado, antes de que alguien pudiera imaginar que lo que está sucediendo a nivel global con la pandemia pudiera darse fuera de la ciencia ficción, Estados Unidos superó al Reino Unido como principal importador de vino, medido por el volumen. Es así que EEUU importó más vino que nunca en 2019 al crecer un 7% hasta los 1.232 millones de litros. También alcanzó un máximo histórico en valor con 6.211 millones de dólares, en este caso creciendo apenas un 0,2%, al bajar el precio medio un 6,4% hasta los 5,04 dólares por litro.


Esta nota habla de:
Más