Alejandra Cornejo: una artista resucitadora de objetos

Memo entrevistó a la artista plástica Alejandra Cornejo, integrante de Rampa Visual del mes de marzo. Ha expuesto en muestras conjuntas e individuales de Mendoza y lleva a cabo una particular misión con las personas a través del arte.

Alejandra Cicchitti

Una característica en su vida es el verdadero interés en formarse constantemente. Además de estudiar su profesión de Instrumentista quirúrgica, esta mendocina ha realizado cursos y talleres en Mendoza, Buenos Aires y España sobre técnicas plásticas y sobre Arte terapia.

¿Cuándo crees que te iniciaste en el arte?

Mi carrera empezó a los 5 años cuando el aroma a óleo y trementina pasaron a ser mi perfume preferido. Esto fue en San Martín con Fidelina Rocuzzo y Miguel Viaggini, dos artistas que ya no están. Mi padre fue herrero y artesano toda su vida y aún sigue siéndolo. Siento que soy una artista genéticamente agraciada, porque provengo de una familia con dones para el arte.

"Nacimiento"

¿La formación artística ha sido una constante en tu vida, verdad?

Sí, he realizado muchos talleres presenciales en Mendoza, en Buenos Aires y también en España (comencé el año pasado on line y continuaré desde el mes que viene). He tomado cursos sobre técnicas como la acuarela, la vitrofusión, el mosaiquismo, la pintura con espátula. Pero además me he formado especialmente para aprender sobre Arte Terapéutico, satisfaciendo mi constante búsqueda entre el Arte y su poder de sanación.

 "Fragmentos". Tela endurecida y acrílico.

¿Cuáles serían algunas características de tu obra?

Adoro incorporar en ellas material desechado (o lo que la mayoría de la gente considera "desecho"), volver a dar vida y sentido a esos objetos. Me reconozco como una resucitadora de residuos, de despojos que encuentro y busco afanosamente. Me encanta incursionar en la chatarra, sentir el olor a hierro, encontrar papeles donde hay historias escritas. Es mi manera de ayudar a la Pachamama, rescatando materiales que desde mi acción artística se resignificarán al quedar plasmados en mis obras.

"Centrado"

"Una obra es mía solo hasta que alguien entiende de qué se trata"

"Paralelo"

¿Una influencia en tu vida?

Mi tío Arístides Vargas, un gran dramaturgo argentino que ha triunfado en Latinoamérica y España. Reparte sus días entre España, Ecuador y Argentina. El fue quien me regaló el primer pincel y quien me enseñó que las nubes hablaban...

¿Una corriente artística que te interese particularmente?

Reconozco que el Expresionismo Abstracto me tiene subyugada desde hace dos colecciones: "Emociones" (donde utilizo pintura a la tiza, hierro, alambre y elementos reciclados) y ahora "Consecuencia". Cada obra tiene una historia que va ligada a la otra, como el nombre de un cuento dentro una colección.

"Maternidad"

¿Tus proyectos actuales y futuros?

Mis proyectos siempre son el trabajo constante en seguir aprendiendo y enseñando a leer los momentos. Mi futuro inmediato está en manos de Dios, quien me guía y me ofrece oportunidades como la de estar participando en Rampa Visual este mes de marzo junto a un gran artista como es Elio Ortiz.

¿Qué experiencias has tenido con el Arte terapia?

Estuve involucrada en un proyecto llamado "No duele tanto" (del 2005 al 2020) destinado a mujeres con cáncer de mama. Ellas concurrían a mi taller y se integraban a otros grupos, logrando durante algunas horas semanales y a través de diversas técnicas pictóricas, que "sus mochilas" pesaran menos. Hace 25 años que doy clases en mi atelier y he logrado que muchas personas compartan sus problemas, alegrías, preocupaciones en un ambiente que intento propiciar como liberador y sencillo, a través de las artes plásticas.

 "Con alumnas en su atelier"

¿Cómo le propondrías a la gente una conexión con el arte?

Dejo abierta la invitación a mi atelier a quien quiera regalarse un momento semanal en un ambiente cálido y libre, donde podrá vivenciar el arte a través de herramientas cognitivas, entre pigmentos, pinceles y técnicas.

Instagram: alejandra cornejo (arte atrevido)/ Facebook: Alejandra Cornejo.

Esta nota habla de: