Karina Rodríguez, la artista de Rampa Visual de octubre

Durante este mes Rampa Visual presentará obras de esta artista plástica. Memo mantuvo una interesante charla con ella que aquí compartimos.

Karina Alejandra Rodríguez o (KARA), como le gusta firmar sus obras, es una flamante artista plástica nacida en Buenos Aires e instalada en Mendoza hace ya varios años. Desde su infancia vivió rodeada en un ambiente donde el arte se respiraba en variadas formas. Decidió comenzar a pintar en tiempos de pandemia y planea continuar haciéndolo con miras a exposiciones dentro y fuera de nuestra provincia.

¿Cómo fue tu relación con el arte?

Mi relación con el arte empezó desde muy chica, quizás en el Jardín de Infantes en el Colegio Santa Rosa donde cursé toda la Primaria. Era una escuela de doble escolaridad, que incluía clases de arte y de teatro donde me encantaba participar y me divertía mucho en ambas. De forma extracurricular también tenía clases de danzas clásicas y hacíamos las presentaciones en el teatro del colegio.

Mis padres también son amantes del arte y el diseño. Papá es diseñador de ropa y carteras de cuero y tiene su empresa. Mi madre siempre lo acompañó en la empresa, sin dejar de lado su hobby que era hacer danzas clásicas y llevarnos a ver teatro, espectáculos, exposiciones de arte y diseño, donde también ellos participaban desde su área. Mis abuelos maternos amaban el teatro, ellos también fueron una gran influencia. He disfrutado en familia de recitales de música de diferentes artistas. Siempre estuve rodeada de arte, música y diseño.

¿Qué estudios has realizado?

Mis estudios en Artes Plásticas se desarrollaron sobre todo durante los 90. En el Centro Cultural Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires, estudié con el reconocido artista plástico Alfredo Londaibere quien nos enseñó además de técnicas, el arte de la libertad de expresión. En esa misma época, participé en un interesante taller de fotografía en Foto Club Buenos Aires y aprendí a revelar con químicos en blanco y negro. Durante un curso del Centro Visual Buenos Aires incursioné en el diseño de indumentaria. El resultado fue mi participación en un Concurso de diseño de diferentes áreas, cuya exposición se realizó en el Palais de Glace. Mi propuesta en el desfile resultó muy novedosa para la época ya que diseñé ropa de vanguardia para perros.

En mi paso por la Universidad de Belgrano, cursé el primer año de Equipamiento y Ambientación, siempre en búsqueda de lo visual y a la vez tomé un seminario sobre Historia del Arte y la Cultura Egipcia, una civilización que siempre me interesó. Además, realicé otros talleres en el Centro Cultural R. Rojas de Diseño Gráfico encarado a lo visual y artístico, como por ejemplo, aprender a diseñar tapas de discos.

¿Considerás que con los viajes realizados has podido nutrirte también?

Parte de mi itinerario al viajar frecuentemente, dentro del país y al extranjero, consiste en visitar galerías de arte y diseño de las diferentes áreas. Admiro pinturas, esculturas, muebles, la decoración de interiores, la fabricación de joyas con piedras naturales, el diseño industrial y de indumentaria en varios museos.

Centro Cultural Recoleta

Centro Cultural Recoleta

Además considero que la cantidad de fines de semana que pasé en el Centro Cultural Recoleta fueron parte de mi formación visual. Ahí admiraba obras de diferentes artistas de Argentina y del exterior, referentes en artes plásticas, fotografía, muestras interactivas, experimentales, performance y mucho más. Otros lugares donde pude apreciar variadas expresiones fueron el Museo de Bellas Artes y el Centro Cultural San Martín donde siempre había muestras de arte contemporáneo, entre otros.

Museo del Mañana. Río de Janeiro. Brasil

¿Algunos artistas que admires?

Siempre admiré artistas visuales como Marta Minujín, Pérez Celis, mi profesor Alfredo Londaibere, Nicolás García Uriburu, Rogelio Polesello, Milo Lockett, Romero Britto. Y por supuesto a los clásicos: Van Gogh, Dalí, Picasso, Miró, Kandinsky, El Bosco y muchos más. Creo que todo lo que ves influye en lo que expresás y sentís de alguna forma inconsciente o conscientemente.

¿Qué podrías acotar sobre tu inspiración y la paleta de colores?

En este momento la temática que influye en mis obras es la realidad. Mis obras quieren reflejar la pandemia con una mirada tragicómica de este horror que nos pasó a todos y nos afectó de diferentes formas. Cada persona vivió situaciones especiales y tuvo su propia tolerancia a lo inevitable y casi surreal. Los colores que he utilizado corresponden a una paleta alta. Me gustan los colores brillantes y vivos.

"Barbijos 2021"

¿Tus proyectos futuros?

Mi presente es continuar pintando y mi futuro, que es más un deseo por ahora, sería exponer algún día en Arte BA, en el Centro Cultural Recoleta y en algunas galerías del exterior. Y obviamente acá en Mendoza, que cuenta con galerías, salas de arte y espacios culturales.

Esta nota habla de: