Montoneros, ¿reivindicación de qué?

El autor repudia con argumentos la reivindicación de su historia realizada recientemente por los exjefes de Montoneros.

Marcelo Puertas

A través de los medios de prensa tomo conocimiento, con harto disgusto, respecto a un documento de reivindicación que fue emitido, por parte de los otrora jerarcas de la Agrupación Peronista "Montoneros", Mario Firmenich, Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja, en conmemoración del día 7 de septiembre como "El día del Montonero".

El mencionado disgusto se afinca, en que el hecho simbólico de conmemorar, significa "poner en valor" algún hecho, personaje o acontecimiento que es parte del pasado y es digno, bueno, merituoso, recordarlo, por representar valores de importancia para nuestros objetivos de vida.

Ahora bien, es hora de preguntarnos ¿qué hizo la Agrupación Peronista "Montoneros" que sea digno de destacar?.

A mi mente fundamentalmente se me representan (de acuerdo a mi modo de interpretar las más importantes) las distintas acciones llevadas a cabo en forma de manifestación violenta, realizando secuestros extorsivos, atentados con explosivos y homicidios en distintas épocas de nuestro país. Más allá del ideario que las fundó, que eso sería el "fondo" o "sustancia" de su existir, la forma en que lo pretendieron llevar a cabo fue negativa, contraproducente, fundada en la soberbia y el dogma del violento que vaya a saber porque artilugios de sus existencias se creían en poder de la verdad absoluta.

Con lo antedicho ensalzo "la forma" o "medio" en real forma: El motivo de mi accionar puede estar preñado de las más "benignas intenciones", pero si las llevo a cabo a través de medios que necesariamente perjudican derechos de terceros no identificados directamente con el "objeto negativo" por mi identificado, pierde todo su basamento positivo dicho accionar, para transformarse en solo fuerza desmedida generadora de muchos más perjuicios que beneficios, públicos por lo menos, que es lo que interesa (Res Pública).

Como título de su exposición identifican el mencionado trabajo como "Murieron para que la Patria Viva", corroborando con dicha "sentencia", el cariz que los caracterizaba, en su momento, y pareciera los sigue caracterizando, de pensamiento "Totalitario" (porque consideran que tienen la totalidad de la razón y la verdad), ya que se posicionan como los "héroes" que han salvado nuestra existencia como nación y país, no como República ya que no la conciben como posible.

Ahora bien, en el marco de la mencionada lucha que la Agrupación "Montoneros" refiere, sindica a dos temibles adversarios a saber:

  1.- "Triple A" (Alianza Anticomunista Argentina) agrupación parapolicial apadrinada por José Lopez Rega, Ministro de Bienestar Social del Tercer Gobierno Peronista, la cual persiguió y asesinó a artistas, sacerdotes y religiosos, intelectuales, políticos, estudiantes, historiadores y sindicalistas, además de utilizar como métodos las amenazas, las ejecuciones sumarias y la desaparición forzada de personas; y 

2.-Las Fuerzas Armadas de la República Argentina las cuales a posteriori del Golpe de Estado que produjeron en marzo de 1976, pergeñaron idénticas actividades que su "socia" la "Triple A".

Este símil accionar afín originó aproximadamente la cantidad de 30.000 personas desaparecidas (para mí no importa la cantidad, una persona ya es grave), las cuales, la gran mayoría nada tenía que ver con "Montoneros", sino que eran ciudadanos comprometidos con su contexto social sin que en ningún momento se les haya sospechado la comisión del algún hecho ilícito, motivo por el cual no presentaban mácula alguna u motivo para ser objeto de persecución.

Entonces de acuerdo a lo expresado, el accionar de ambos bandos, considero fue nefasto para la historia y realidad de nuestro país. Significaron un retroceso abismal en el desarrollo de las instituciones republicanas, hundiéndonos en proceso de violencia, miedo, estupor y retroceso de las libertades ciudadanas ante el avance de "los patoteros" de la política, de uno y otro bando, que se consideran con el derecho de utilizar las armas, la amenaza, la persecución, en síntesis la violencia, en pos de sublimar sus traumas, a expensas del resto de la sociedad, que con avances, retrocesos, virtudes y miserias trata de avanzar teniendo en cuenta la existencia de los demás. Sumado a lo expuesto nunca ambos sectores, y por ende incluido Montoneros han realizado una autocrítica de las atrocidades de marras, ¿en su accionar son todas virtudes y ninguna miseria? En mi barrio les decíamos "yo-yo".

Por lo expuesto estoy persuadido que dicha forma de actuar y expuesta como fecha de conmemoración tiene que ser repudiada por lo menos por mi persona, la cual se ha formado en las reglas de la Democracia y la institucionalidad, las reglas impuestas por la ley y la consideración del otro.

Empecemos a oponernos a los agoreros de la Violencia, de cualquier parte que vengan, de Arriba, de Abajo, del Centro de la Derecha o de la Izquierda.

¿Nos merecemos una sociedad con mayores niveles de equidad, justicia social, redistribución de la riqueza? Por supuesto, pero siempre sin soberbia, sin absolutismos, sin verdades rebeladas, sin prejuicios, sin violencia.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo