Empresarios y política: el balance de Pagano y el pedido de incorporar sus ideas al gobierno en Mendoza

El titular del Consejo Empresario Mendocino (CEM), Federico Pagano, evaluó positivamente la participación de empresarios en las Primarias (PASO) en Mendoza. Augura ser escuchados por el gobierno y señala: "El populismo no es la solución, sino el problema".

Federico Pagano es el presidente del Consejo Empresario Mendocino (CEM) y permaneció en silencio durante la campaña electoral. Muchos empresarios decidieron ponerle el cuerpo a la política y se presentaron como candidatos. Hoy, evalúan cómo permanecer y el titular de Montemar, la fintech más grande y con más antigüedad del interior del país, ahora sí decidió opinar.

cree que el sector privado debe estar representado por sus propios gestores, en tiempos en que se define a la política como un sector que más que representar a la sociedad, lo hace a sí mismo.

Pagano sotiene que más allá de los resultados de las PASO, los empresarios que se metieron en la política deben ser convocados por el gobierno de Rodolfo Suarez. Y también advierte sobre una radicalización del gobierno nacional.

- ¿Qué evaluación hace de la incorporación de empresarios a la política en las PASO? 

- Es fundamental que se incorporen empresarios a la política. Incluso ha sido exitoso porque, para ser el primer intento, sucedió sobre el final. En todos los casos se entiende que es un camino que recién se inicia. Se puede decir que el objetivo estaba puesto en 2023, no tanto ahora y esto fue más que nada aprender. 

- ¿Deben quedarse? ¿Deben unirse o actuar desde diversas fuerzas? 

- Creo que tienen que quedarse en la política. Me parecen buenas las dos opciones que hay, tanto la de (Rodolfo) Vargas Arizu como la de (Carlos) Iannizzotto, y también que es importante que en todos los partidos políticos haya representación del sector privado. Hay que ver cómo queda el mapa ahora, sobre todo con las fuerzas que no pasaron las PASO y cuyos votantes se van a redistribuir. Claramente, los que van por el lado del empresariado, apoyarán a los que provienen de ese sector. Lo que sí ha quedado muy claro es un descontento con el gobierno nacional. En el caso de Mendoza, el oficialismo provincial ha tenido un muy buen desempeño.

-  ¿Mendoza podrá despegar económicamente sola tras el resultado de las PASO? ¿Le sirve para algo convalidar su gestión al gobierno de Suarez? 

- Las PASO no tienen ningún efecto en ese sentido, más allá de que quizá haya un mejor humor en la población. Si en general la población votó una opción que no es la que está hoy vigente, probablemente eso le cambie el humor y pueda generar algún beneficio. Pero si no cambian las condiciones básicas, la situación económica no se va a revertir. El país y la provincia están complicados y allí es donde necesitamos mayor participación de las ideas del sector empresarial dentro del gobierno de la provincia y eso quizá le haga muy bien a Mendoza.

- Las PASO presidenciales definieron en 2019 el resultado de la elección general. ¿Cree que estas Primarias harán lo mismo con las elecciones de noviembre próximo? ¿Se consolida una alternativa al gobierno nacional?

- Efectivamente, en 2019 pasó eso. Habrá que ver. Juntos por el Cambio, en mi opinión, no hico una buena campaña, estuvo lleno de peleas. Si ahora se alinean y realmente ponen un norte común, sin disidencias, quizá logren consolidar los votos que han obtenido y tal vez, hasta con aquellos que no están de acuerdo con el gobierno nacional puedan ampliar la brecha. Siempre es bueno que haya equidad en las cámaras par que no haya imposición de voluntades de un partido sobre otro. Como alternativa, ya está. hoy se puede decir que hay dos frentes.

- ¿Qué esperanzas o precauciones hay que tener con la economía tras el golpe electoral contra el gobierno nacional? ¿Saldrán a ejercer más populismo antes de noviembre o se "vengarán" del electorado con ajustes que estaban latentes?

- La lógica es que si se escucha a las urnas, el gobierno debería girar hacia el centro. Ahora, si su reacción es radicalizarse, no creo que consiga mucho rédito electoral y, al contrario, creo que va a ser peor para sus objetivos como gobierno. Depende para dónde salgan, serán las consecuencias que haya para la Argentina. El populismo no es la solución, sino el problema y claramente la Argentina ha dicho en las urnas que no quiere populismo.

Esta nota habla de: