A qué estar atentos en Mendoza con los que pasaron el filtro de las PASO

Un resumen de posicionamientos y posibilidades. Lo que deja latente el resultados de las Primarias (PASO) y el interesante panorama de diversificación de opciones políticas.

Generalmente se entiende a las Primarias (PASO) como un filtro en el que algunos pasan y otros se quedan en el intento. Sin embargo, en esta oportunidad, lo que deja es un nuevo grupo de competidores en el mundo de la política. Todo dependerá ahora de ellos: con quiénes se unen o no, si se consolidan como espacios y protagonismo, si emergen o se estancan.

No hay un "Ramón" saliente que conquiste las miradas, pero sí varios nuevos protagonistas del escenario político. De hecho, lo más contundente del resultado, además del que ganó y del que perdió, es el voto en blanco: hay un mensaje de disconformidad allí, pero a la vez, de confianza en que se resuelve votando, porque lo hicieron.

Hay nuevas incorporaciones a la vida política y son, sin duda, un fenómeno similar al de Facundo Manes en territorio bonaerense: la gente que acompañó a Rodolfo Vargas Arizu lo hizo desde afuera y aunque no ganaron, entraron y, como en el caso del neurólogo radical, aumentan el nivel de discusión y competencia. La laguna electoral en donde sólo había unos pocos pescadores profesionales lanzando sus anzuelos y carnadas, ahora está superpoblada y alguno puede quedarse sin recompensa si solo repite lo mismo que hizo siempre.

Como resultados en Mendoza, ahí está el FIT-U, que sigue jugando. Y aparecen los "viudos de Ramón" que recalaron en el Partido Verde, y a la vez se suman otros nombres desde la actividad privada, como los que tuvieron que usar la marca del Partido Federal pero que quieren constituir Encuentro por Mendoza, con Carlos Iannizzotto a la cabeza. Y al médico Jorge Pujol no le fue del todo mal, haciendo competir por debajo a listas de concejales que potenciaron la boleta completa después. Hay municipios en los que hasta el Partido de los Jubilados salió tercero. El experimento de Vamos Mendocinos no cuajó y solo reeditó el papel que venía teniendo participando en soledad el viejo Partido Demócrata, pero sacaron su número y fue mejor en algunos municipios que en otros.

De allí que el "colador" de las PASO haya ido generoso y habilitado nuevos referentes, un surtido.

¿A qué estar atentos ahora? 

Para adelante, hay que observar si se bajan para apoyar a otros y verificar así cuál era su verdadera estrategia oculta. O si persisten en armar verdaderas opciones diferenciadas, haciéndose conocer como no pudieron en esta campaña previa en la que enfrentaron a la dualidad de un electorado que quiere renovación de caras, pero que desconfían de las caras que no le suenan.

La elección reunió más movimientos que partidos, en una interesante competencia que no dio tiempo a conocer todas las caras nuevas, pero que quedan allí, disponibles.

- Hay que ver si el FIT-U recoge el guante del voto bronca en noviembre y vuelve a tener la posibilidad, al menos en el Primer Distrito, de conseguir algún legislador.

- El collage de Vamos Mendocinos reunió a fuerzas pequeñas pero entusiastas: ¿estarán cómodas allí? ¿Buscarán consolidarse individualmente? Las mezclas a veces no caen bien y se notó en una campaña en la que cada cual atendió su propio juego. De subirse a Caballos de Troya, el PD quiso serlo, pero solo consiguió mostrarse como un pony mañoso incapaz de llevar a destino a todos los que se montaron.

- El Partido Verde está lleno de gente que tiene pasaporte lleno de sellos por entradas y salidas hacia y desde otros partidos. Es más: la marca electoral ya fue parte del Frente de Todos en otra oportunidad y ¿por qué no podría volver a sumarse esta vez para noviembre?

- Rodolfo Vargas Arizu ya dijo que continuarán. Más bienvenidos por los radicales que por el PRO orgánico, la mirada hay que fijarla en si se los contiene o espanta. Y si triunfa la segunda opción, a dónde irán y junto a quienes, en una Mendoza con los ideales liberales desparramados en múltiples individualidades sumadas a varias fuerzas.

- El espacio de Rodríguez Saá en Mendoza se nutrió de dirigentes del peronismo. Se sumaron tanto K como antiK y generaron una corriente que obtuvo el 3% de los votos, suficientes para seguir compitiendo. ¿Seguirán allí? Si repiten ese resultado en noviembre quedarán afuera de todo. ¿Los tentará el peronismo a que vuelvan a disciplinarse? ¿Lo aceptarán?

- En el caso de Iannizzotto, allí está representado el peronismo al que lo avergüenza el kirchnerismo. Podrían identificarse como el peronismo republicano más mendocinista y hay menos riesgo de que se sumen al Frente de Todos de que terminen apoyando a Cambia Mendoza. Sin embargo, hay diferencias sustanciales con "los tres gobernadores", Suarez, Cornejo y Cobos. Aquí queda latente un deseo que manifestó Vargas Arizu: armar algo juntos.



Esta nota habla de: