La CGT mide fuerzas con Milei y realiza el primer paro nacional del mandato

Las multisectoriales paralizarán las tareas durante 12 horas en todo el país y se movilizarán hacia el Congreso en rechazo de las medidas económicas.

Este miércoles se concretará la primera gran protesta gremial en la era de Javier Milei, la más rápida de la historia y a menos de dos meses de gestión, en lo que constituirá una medición de fuerzas entre el Ejecutivo y los sindicatos.

Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar: Argentina campeón del mundo en inflación

Centrales obreras y movimientos sociales de distintas partes del país ratificaron su apoyo al paro convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), ambas CTA (de los Trabajadores y Autónoma), los trabajadores de la economía popular (UTEP), los movimientos sociales y las multisectoriales paralizarán las tareas durante 12 horas en todo el país y se movilizarán hacia el Congreso en rechazo de las medidas económicas.

Héctor Daer, cotitular de la CGT, expresó que la protesta tendrá gran adhesión porque "la gente tiene bronca", lo que "trascendió al movimiento obrero para alcanzar a varios sectores de la sociedad", y añadió que existe "decepción".

Al igual que lo hicieron las centrales obreras, los gremios de manera individual y los movimientos sociales, Daer rechazó la aplicación del Protocolo Antipiquetes de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien lo ratificó y dijo que "si Pablo Moyano quiere llevar a los camioneros a upa que lo haga, pero la medida será instrumentada", al responder a declaraciones del sindicalista camionero, quien había señalado que sus afiliados "no pueden marchar a upa".

"El protocolo de Bullrich es una aberración unilateral que ya está en queja en el Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Subir y filmar a la gente arriba de un micro solo se hace en dictadura", aseguró Daer.

En el mismo sentido se pronunció el titular de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Rodolfo Aguiar, quien al igual que el gremio aceitero del Departamento de San Lorenzo decidió paralizar las tareas durante 24 horas desde la medianoche.

La protesta se repetirá en las provincias, donde las filiales de la CGT y las otra centrales, junto con organizaciones sociales y políticas, también realizarán marchas y otras modalidades de protesta contra la política del Gobierno nacional.

El integrante de la CGT y dirigente marítimo Juan Carlos Schmid ratificó también que el protocolo de Bullrich "será impracticable", y en sus redes sociales sostuvo: "Los mafiosos a los que hay que meter balas, como dice el diputado nacional José Espert, pararán astilleros, el dragado, los embarques de granos, los amarres y la operatividad portuaria sin disparar un solo tiro. Todos al Congreso con la CGT".

El camionero Pablo Moyano señaló su "esperanza" de que Bullrich "no procure montar un nuevo show mediático y provocar a los trabajadores para generar incidentes y luego culpar a sus organizaciones", y ratificó "la legitimidad" de la convocatoria de la CGT.

En ese sentido, la CGT se reunió el lunes con funcionarios de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires y de la Policía Metropolitana para "consensuar cuestiones de seguridad y organización" de la jornada de mañana y garantizar "el pacífico desarrollo del acto", previsto para las 15 en Congreso.

.

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?