Lautaro Jimenez: "Somos los únicos que no llevamos candidatos peronistas ni radicales"

La historia desconocida del candidato a senador nacional del Frente de Izquierda, en primera persona. El exilio de su padre chileno, su admiración por Antonio Di Benedetto y el rechazo hacia Francisco Gabrielli.

"Soy docente y, además, un militante político desde los 15 años", cuenta el candidato a senador nacional del FIT Lautaro Jimenez, actual legislador provincial y quien previamente trabajara como docente en una escuela primaria de El Algarrobal.

Jimenez respondió el cuestionario de 10 preguntas que Memo repartió entre los candidatos a senadores nacionales y que sólo Marcelo Romano, del Partido Verde, rechazó. Allí, se definió como "militante socialista, marxista y revolucionario".

Además de contar la historia de su padre, quien llegó de Chile escapando de la dictadura de Augusto Pinochet, dejó sus impresiones sobre las elecciones del próximo domingo, entre otras consignas.

1-¿Qué fue lo mejor que hizo usted por Mendoza?

-Dedicarme a construir un partido de trabajadores socialistas. La única herramienta que tenemos la clase trabajadora y la juventud, para unir nuestra lucha por un futuro diferente con un programa y una estrategia que nos prepare para ganar.

2-¿Quién fue el mendocino que más hizo por el bien de la provincia?

-Hay muchas y muchos. Pero lo mejor que puede hacer alguien de provincia por su provincia es ser cosmopolita. Liliana Bodoc, Quino, Tejada Gómez... dan la impresión de que es la literatura el terreno más cosmopolita de los mendocinos. Yo admiro en particular la obra de Antonio Di Benedetto por su sentido universal, terrenal y a contrapelo del tiempo. Toda Mendoza debería conocer su obra y lo que la dictadura militar hizo con él: secuestrarlo desde su oficina como director del Diario Los Andes y torturarlo en un Centro Clandestino de Detención.

3-¿Quién le hizo más daño a Mendoza como representante del pueblo?

-Los genocidas y los dueños del poder que se sirvieron de ellos son los que más daño han causado. En la gran mayoría de los casos, nunca pudieron arrogarse el título de representantes del pueblo. Un caso particular puede ser el de Francisco Gabrielli, que habiendo sido elegido dos veces Gobernador -aunque en elecciones con el partido mayoritario proscripto- decidió volver años después como Interventor de una dictadura militar.

4-¿Qué fue lo último que hizo antes de empezar a trabajar en la política?

-Soy docente y, además, un militante político desde los 15 años. He sido militante siendo estudiante y trabajador. He tenido la suerte de ser elegido Senador provincial, mandato que termino en abril del año que viene. Antes de entrar a la Legislatura, daba clases en escuelas primarias de El Algarrobal.

5-La satisfacción más grande de su vida por fuera de la política

-Di clases en una Escuela, Maestro Yaciófano, junto a un equipo directivo y docente muy comprometido. Estábamos preocupados por chicos y chicas que, habiendo repetido algunos años, se sentían mal por no estar en la escuela secundaria como los chicos de su edad. Investigamos y encontramos una vieja resolución de la DGE que autorizaba a los docentes a preparar chicos en esta situación para poder rendir a fin de año no sólo los contenidos del grado en el que estaban sino también los del año siguiente. Éramos docentes de sexto y los exámenes de séptimo se los debían tomar otros docentes. Los preparamos durante todo el año, estudiaron con un compromiso y entusiasmo que nunca voy a olvidar. Por supuesto, rindieron bien.

6-Las tres personas que más hayan influido en su vida

-Las mayores influencias las tuve en la niñez y adolescencia. Mis padres, Nora Bruccoleri y Camilo Jimenez, fueron las influencias personales más importantes. Son docentes, artistas y militantes muy comprometidos. Mi padre tuvo que exiliarse muy joven desde Chile por el golpe de estado de Pinochet contra el gobierno de Allende. Aquí conoció a mi mamá, que es poeta. Entre las grandes personas de la historia, la vida y obra de León Trotsky es la que ejerció la mayor inspiración en mis ideas y convicciones.

7-¿Hasta cuándo planea seguir trabajando en política?

-Considero que mi trabajo es la profesión de docente y es en lo que me gustaría seguir trabajando. La política es mi actividad militante y me gustaría tenerla hasta el final de mi vida. No imagino mi vida sin ser un militante socialista, marxista y revolucionario.

8-¿Qué importancia tienen estas elecciones comparándolas con el resto de los comicios desde 1983 a la fecha?

-La izquierda ha emergido como tercera fuerza nacional, con buenos resultados en todo el país. Pero la Legislatura y el Congreso en Mendoza tienen pisos muy altos para poder ingresar. Y si se repiten los resultados de las PASO quedarían todos los diputados y senadores en manos del PJ y Cambia Mendoza. Somos la única lista que no lleva candidatos de estos dos partidos en las listas, las demás son franquicias de los partidos mayoritarios creadas para meter legisladores por otros lado: dividiendo los votos de las terceras fuerzas. Si sumamos 7.500 votos más en la primera sección podría ingresar con el Frente de Izquierda Edgardo Videla, un trabajador que pasaría directamente de la fábrica a la Legislatura.

9-Dentro de los próximos 20 años, ¿se va a desarrollar la minería metalífera en Mendoza?

-El extractivismo no puede ser el camino a seguir, es necesario desarrollar una economía planificada y controlada por los trabajadores, que desarrolle tecnologías industriales y de servicios que mejoren el nivel de vida de la sociedad y el cuidado del ambiente, en particular del agua, que es el bien común más afectado por la contaminación, el cambio climático y la sequía.

10-Envíenos la foto suya que más le guste. Puede ser actual o de algún momento relevante en su vida.

-Es una foto que me gusta mucho y la tomó mi novia, es fotógrafa y se llama Daniela Higa, en unas breves vacaciones que tuvimos en San Francisco del Monte de Oro, San Luis.

Esta nota habla de:
¿Estás de acuerdo con la prohibición de la Ciudad de fumar en determinados espacios abiertos?