López Murphy se lanza para 2021 y levanta la bandera de Angela Merkel

El economista y político, exministro y excandidato presidencial, participó de un encuentro virtual con lectores de Memo y el público convocado por la Fundación Libertad, la Fundación Nuevas Generaciones, la Cátedra Alberdi y los Jóvenes Demócratas Liberales. Qué haría con la economía en la pospandemia. Su lanzamiento político.

El excandidato presidencial Ricardo López Murphy convocó a una amplia sumatoria de sectores para construir una alternativa republicana capaz de afrontar la pospandemia "con apertura, proyección económica, incremento de las exportaciones y libertad, que es un valor que, como la salud, solo se valora cuando se la pierde". Así lo dijo este martes en un encuentro virtual con Mendoza y los lectores de Memo, en el que se superaron todas las expectativas de público presente y participante.

El también exministr de Defensa y de Economía, concretamente, aspira a presentarse a una elección parlamentaria el año que viene y a definir un nuevo espacio político "con liberales y no 'de los liberales'" para el que anticipo que dialoga "con todo el mundo" y, fundamentalmente, "con alternativas que ya existen en todo el país". En este punto, recordó que su candidatura presidencial más exitosa, en 2003, nació en Mendoza y señaló que "no vamos a presentarnos si no logramos constituir una fuerza amplia, sólida, tragándonos todos los sapos que haga falta, con tal de poder competir con posibilidades de generar el cambio de clima que la Argentina necesita".

En este punto, advirtió que "el tribalismo, el estatismo, el colectivismo no llevan nunca a ningún lugar, todo lo contrario y desafió a que "muestren un punto en el que la sociedad disfrute de la libertad en algún régimen populista, de izquierda o de derecha". "Ninguno -subrayó- resulta positivo". 

Realizó un análisis de las negociaciones argentinas con los acreedores externos y sostuvo que, si fuera legislador cuando a la Argentina le toque acordar con el FMI, "posiblemente hasta estaría de acuerdo con el Gobierno en ese punto, pero lo que no sé es cómo entraría ese acto en el relato" que ha construido esta dispersa y multifacética alianza gobernante.

"No va a haber progreso sin orden; hay que revitalizar valores que se han perdido", indicó. "La corriente que vamos a construir tiene que ser como la que supo hacer Ángela Merkel para Alemania: una agenda con una enorme reforma, lograr equilibrio, no ser caprichosos y evitar los egos", dijo. Puso en valor el ejemplo de alianza entre el partido de Merkel y la socialdemocracia, y reclamó "hacer un muy buen papel en 2021" para "poder darle un buen programa a la coalición".

Sostuvo que "convocaremos a todos los sectores liberales, conservadores y moderados aun de las otras fuerzas y partidos tradicionales, porque es posible construir otro relato para el país por fuera de lo que se está imponiendo".

"Viene -indicó- una gran revolución después de la pandemia. Y yo nunca he visto un sector mejor para readaptarse que la actividad privada. Nunca el Estado paquidérmico". "La cuarentena -dijo- parece atractiva pero nos está empobreciendo terriblemente. Vamos a tener que encontrar la forma de poder producir de la manera más ordenada posible y eso es tremendamente crítico en el AMBA (el Área Metropolitana de Buenos Aires), que ha sido creada por los subsidios que alcanzaron dimensión extraordinaria en el kirchnerismo. El camino de salida -advirtió- va por el otro lado".

"Hay que crear un clima que nos permita revitalizar al país y lo tendremos que hacer en una situación muy adversa. En medio del pánico las sociedades parecen disciplinarse mejor en las penitenciarías. Pero yo no elegiría un modelo de sociedad penitenciaria. Los países que respetan la institucionalidad plural tienen un clima más favorable a readaptarse como tendremos que hacerlo desupés de la pandemia. Como en los años '80, ese aparato inmenso del comunismo que era insostenible fue vencido no tanto por el liderazgo de Ronald Reagan, más allá de todo lo que hizo, sino porque la tecnología hizo su tarea, demostró que el mundo iba por otro lado", fundamentó.

Además, puso como ejemplo la forma en que el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou está enfrentando la pandemia, con "un Montevideo que es una olla en ebullición frente al vacío de nuestras calles". "Hoy -dijo- nuestro norte es cómo Paraguay y Perú en medio de la crisis logra colocar una enorme cantidad de deuda para sostener el esfuerzo de su sector privado: eso nos hará ver qué sociedades son exitosas", señaló. Y puntualizó, en sentido contrario: "Si hay cuatro sociedades catastróficas en la historia esas son Cuba, Zimbabue, Corea del Norte y Venezuela, que son el ejemplo que usan de referencia desde el populismo".

Repasá el encuentro virtual completo arriba.

Esta nota habla de:
Más
A cara de perro: López Murphy, 3 grandes rasgos y 5 consecuencias del "genoma económico" del coronavirus
Videoconferencia

A cara de perro: López Murphy, 3 grandes rasgos y 5 consecuencias del "genoma económico" del coronavirus

El economista ofreció una videoconferencia (disponible en esta nota) en la que planteó tres características de la situación actual en materia económica y cinco posibles consecuencias.