Cómo nació y cómo será el proyecto para habilitar Malargüe Distrito Minero Occidental

El Gobierno puso al desarrollo minero como prioridad de la gestión. El plan para avanzar con la exploración en el sur provincial es una idea que nació incluso antes de que Alfredo Cornejo confirmara su idea de volver a estar al frente de la provincia.

La decisión política de la segunda administración de Alfredo Cornejo de avanzar con el desarrollo de la minería, no es algo que haya nacido dentro de los primeros 100 días de gestión. Sin ir más lejos, uno de los anuncios que hizo el mandatario en Canadá es una idea que tiene más de un año de desarrollo.

Cornejo arriesga capital político, pero vuelve con saldo positivo de Canadá

Recordemos que en su discurso de asunción el gobernador habló del potencial cuprífero, porque sobre su escritorio ya tenía las dos ideas principales bajo las cuales se sustenta el avance en la exploración de proyectos de cobre. El nuevo Código de Procedimientos Mineros y el informe de impacto ambiental para Malargüe Distrito Minero Occidental.

En mayo del año pasado, cuando Impulsa Mendoza recién se formaba, el CEO de la compañía estatal, Emilio Guiñazú, ya trabajaba en el plan para tener un informe de impacto ambiental de exploración para todo un polígono de desarrollo.

El exfuncionario, desde su llegada al sector público -en la primera gestión de Cornejo- se puso al frente del desarrollo minero. Después del traspié que significó la derogación de la Ley 9.209 (una ley que hubiera tenido a Mendoza enfrentando la crisis de otra manera), trabajó sobre la idea de hacer minería sin modificar la 7.722, algo que se tomó como el plan del Estado en la materia.

Para eso, tras el foro de Metalmecánica y Minería del 2023, contó que avanzaría con el plan para crear lo que ahora se denomina Malargüe Distrito Minero Occidental y poner todo bajo un mismo informe ambiental. "Evalúas el impacto que tiene un plan de desarrollo en una región específica. No un proyecto puntual en un lugar, sino un plan. Así, cuando ingrese un proyecto de exploración a la Provincia de Mendoza, ya tengamos muy claro cuál es el impacto y que la región que estamos promoviendo pueda absorver sin problemas ese nivel de impacto, que es mínimo", explicaba.

¿Cómo será el informe ambiental de MDMO?

Después de esos primeros pasos del año pasado, en la actualidad Impulsa Mendoza tiene casi terminado el informe de MDMO. Destaca, como primer punto, que se trata de una zona donde existe vocación territorial para el desarrollo de la actividad minera.

Jerónimo Shantal, abogado al frente de la Dirección de Minería, dijo a Memo que es clave también que existe el potencial geológico y no se compite con ninguna otra actividad productiva. De hecho, uno de los pedidos de las autoridades malargüinas era desarrollar minería porque no tienen opción de otras actividades productivas, como otros departamentos de la provincia.

Según explicó Shantal, en la zona en cuestión hay entre 200 y 250 permisos mineros, pero aún no está definido cuántos proyectos terminarán de incluirse en el informe de impacto ambiental, ya que un proyecto individual puede significar uno más permisos. Además, dependerá de los actuales titulares de esos derechos mineros si agrupan sus permisos en uno o más proyectos.

El informe del distrito contempla áreas con similitudes técnicas y, por ende, se realizó la línea de base que exige la ley. Se definieron los proyectos de exploración estándar y de máxima que se podrían realizar, los métodos y cuáles serían las medidas de mitigación, reparación y recomposición. Además, se apunta a ir un poco más allá de lo que pide el Código de Minería y el Decreto 820, por lo cual se incluirá un muestreo de agua. 

Con el informe completo, la evaluación de los proyectos individuales se contemplan en un anexo de un único expediente que se espera ingresar a la Legislatura en julio, según anticipó Alfredo Cornejo. El mismo gobernador se puso como meta tenerlo aprobado, a más tardar, en agosto. Esa fecha también dependerá de los tiempos de la Dirección de Protección Ambiental, que es la repartición estatal que encabeza el proceso de evaluación del expediente hasta otorgar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Recordemos que el filtro político es sólo para ratificar una DIA, tal como lo exige el artículo 3° de la ley antiminera 7.722.

En la carpeta de proyectos que promocionó Impulsa Mendoza durante el año pasado, había unos 40 proyectos, pero el número específico de iniciativas que quedarían habilitadas para inversiones exploratorias quedará definido cuando ingreso el expediente de Malargüe Distrito Minero Occidental a la Casa de las Leyes.

Se espera que con la reforma del Código de Procedimientos Mineros y la aprobación ambiental de todo el mencionado distrito, las compañías que se reunieron con Cornejo en el PDAC tengan interés en invertir en la exploración de cobre en Mendoza. 

Es clave, además, que los procesos se den en el mediano y corto plazo, porque tal como el resto de las DIAs, deben actualizarse ante cada nuevo hecho dentro del área mencionada o cada dos años.

Ahora, con el regreso de Alfredo Cornejo desde Canadá se espera que también comience el tratamiento en comisiones del primer proyecto que envió el Ejecutivo referido al código de procedimientos, lo que implica una verdadera reforma de la Dirección de Minería en busca de un nuevo escenario que atraiga inversiones a pesar de las 7.722.

Esta nota habla de:
¿En dónde hacés rendir tu plata?

Tenés que saberlo