Proponen una caja de previsión social para que docentes se jubilen con 25 años de aportes

Es una iniciativa del Frente Renovador, encabezada por el diputado Jorge Difonso. El objetivo central es reducir cinco años, de los 30 actuales, la cantidad de tiempo que necesita un maestro en funciones para poder jubilarse.

Desde el bloque de Diputados del Frente Renovador propusieron crear por ley una Caja de previsión social para docentes de la provincia. El gran cambio que introduce esta iniciativa, encabezada por Jorge Difonso, es que de aprobarse los maestros y maestras de Mendoza podrían jubilarse con 25 años de servicio.

Es que actualmente, cabe refrescar, un docente se jubila con 57 años -si es mujer- o con 60 -si es varón-. Pero, lo principal, es que debe acreditar 30 años de aporte. Es decir, con la propuesta del sancarlino se reduciría cinco años la cantidad de tiempo que necesitan los profesionales de la Educación para poder acceder a la jubilación

Además, se establecería un sistema de reparto solidario con carácter retributivo y, algo novedoso también, es que la sede central de la caja estaría en San Rafael, para que sea realmente federal la puesta en marcha. 

"Lo he planteado el año pasado y he seguido recibiendo inquietudes de los docentes al día de hoy. Ni el sindicato (por SUTE) ni la Dirección General de Escuelas (DGE) me dieron una devolución", comenzó expresando Difonso en diálogo con Memo, y recordó que se pasó de un sistema público provincial a uno nacional de capitalización, para luego convertirse en un sistema público nacional.

Así, Difonso destacó que tanto la constitución nacional como la provincial, otorgan las facultades necesarias para la creación de dicha caja previsional. "Actualmente, hay muchos jubilados con sentencia favorable que todavía no han podido cobrar. Nación chupó los ahorros de toda una vida y nunca los devolvió, así que no sirvió transferirlo a Nación tampoco", aseguró el exintendente de San Carlos.

Asimismo, el legislador provincial del FR fundamentó su iniciativa en el hecho de que los docentes que trabajan frente al aula más de 25 años sufren un desgaste inmenso y los alumnos necesitan contención. "Esta caja tiene autonomía económica y financiera y lo fundamental es que acreditando 25 años de servicio se podrían jubilar, independientemente de la edad", enfatizó, agregando que también es una oportunidad para los jóvenes recién recibidos.

También, la Caja de previsión social para docentes implica un régimen para escuelas especiales y aquellas con ubicación desfavorable. "Contempla la jubilación ordinaria, por invalidez, por edad avanzada y pensiones por fallecimiento", enumeró Difonso, recordando que el proyecto está en la Comisión de Hacienda de la Legislatura y que su intención es que se trate este 2021.

Entre los argumentos del largo proyecto, hay uno que resume bastante el motivo de su creación y es el siguiente:

"Cientos de docentes vieron transcurrir los años con la ilusión de que algún día podrían recibir el tan ansiado y justo beneficio jubilatorio, por el que aportaron a la Caja de Jubilaciones durante gran cantidad de años el 14% de sus haberes. Es así que hoy la provincia cuenta con gran cantidad de docentes que ya cumplieron su ciclo y no pueden recibir el beneficio jubilatorio, teniendo en cuenta que maestros, profesores y personal jerárquico, tienen en muchos casos sobre sus espaldas más de 30 años de servicio y algunos de ellos no se encuentran en condiciones óptimas de salud (problemas en sus cuerdas vocales, de columna o psicológicos) y necesitan retirarse de la docencia en forma digna y gozar de un beneficio merecido y justo; beneficio éste, reiteramos, por el que luchó y aportó por varias décadas". 

Esta nota habla de:
Más de Poder