Adiós a Sergio Zanier, "el Merlí argentino"

Este viernes, como irónico cierre de una semana marcada por la discusión en torno a la educación, murió el profesor Sergio Zanier, actor central en la formación universitaria en Mendoza, considerado como uno de los docentes más queridos por sus alumnos y que mejor dictó su materia: Filosofía.

Periodista y escritor, autor de una docena de libros de ensayo y literatura. En Twitter: @ConteGabriel

Se apagó el cuerpo de Sergio Zanier, agotado por una vida de batallas de ideas en las que lo dio todo. 

Su luz, sin embargo, quedó prendida en miles de alumnos que pasaron por las aulas universitarias, en donde desplegó la Filosofía como solo un auténtico cultor de la materia lo haría: sembrando inquietudes, desencadenando preguntas, provocando indagaciones en lo más profundo para que las respuestas no fuera un copy paste.

Aquí lo consideramos, en un ciclo de diálogos con él que llamamos "Sostiene Zanier", que era acreedor del mote de ser "el Merlí argentino", a raíz de la serie de streaming catalana que protagonizaba un docente que no solo daba en forma excelente sus clases, sino que ejercía con sus alumnos lo que promovía en la teoría.


Adiós a Sergio Zanier, "el Merlí argentino"

Zanier lo precedió. El personaje encarado por el actor Frances Orella debería haberse llamado "Zanier", para ser justos. Y si no fue así, es porque no llegó la información en tiempo y forma a Héctor Lozano, el autor del libro (a quien alguna vez, en alguna entrevista, le contamos sobre "nuestro" caso) en torno al ítalo mendocino cuya voz picante y fuerte, con su tono cocoliche.

Si pudiera resumirse quién fue Zanier mencionándolo con una actitud humana sería con la palabra "abrazo". A lo largo de 40 años, quien escribe estas líneas lo supo y, por lo tanto, puede acreditarlo: hasta sus últimos días acompañó toda charla (que siempre fue política) con un sensible cuestionario en torno al grado de felicidad personal, la familia, el devenir de las cosas: quería aportar al bienestar y ayudar a corregir lo que pudiera, en caso de error.

Se puede hablar mucho de Zanier en un momento triste, pero es mejor escucharlo, recordarlo y sumar buenos recuerdos, para esa luz que irradió permanezca encendida:

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?