Argentina no condenó en la OEA las violaciones a los DDHH en Nicaragua

El régimen de Daniel Ortega ha encarcelado a la mayoría de los dirigentes opositores que tenían aspiraciones a ser candidatos a presidente. La OEA condenó los sucedido en Nicaragua, pero Argentina se abstuvo de votar.

El gobierno de Argentina se abstuvo en la OEA de condenar la violación de los derechos humanos en Nicaragua.

La condena fue aprobada por 26 países, entre ellos Estados Unidos, Brasil, Colombia y Uruguay. Votaron en contra Nicaragua, Bolivia y San Vicente. Mientras que Argentina se abstuvo.

Esto ocurre días después de que el régimen de Daniel Ortega encarcelara a dirigentes opositores, algunos de ellos con aspiraciones a ser candidatos a presidente en las próximas elecciones.

Las elecciones en Nicaragua están previstas para el mes de noviembre.

Félix Maradiaga fue entrevistado por Memo días atrás.

Entre los opositores detenidos está Félix Maradiaga, quien ha intentado visibilizar las violaciones a los DDHH en Nicaragua y busca ser candidato a presidente por el frente opositor.

Sin embargo, el oficialismo asegura que Maradiaga y otros buscan respaldo internacional para un presunto golpe de Estado.

Entrevista de Memo con Félix Maradiaga

Los últimos detenidos en Nicaragua son Suyen Barahona, el general retirado Hugo Torres, Dora María Téllez y Ana Margarita Vijil, de Unión Democrática Renovadora (Unamos), y Tamara Dávila.

Previamente, apresaron a los precandidatos presidenciales Cristiana Chamorro, Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz y el propio Maradiaga, y a los activistas opositores José Aguerri, Violeta Granera, José Pallais Arana, Walter Gómez y Marcos Fletes.

El proyecto aprobado por mayoría:

1. Expresar su grave preocupación por el hecho de que el Gobierno de Nicaragua no haya implementado, a partir de mayo de 2021, reformas electorales acordes con las normas internacionales aplicables, a fin de garantizar que las elecciones previstas para noviembre de 2021 sean libres y justas.

2. Condenar inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes, y pedir la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos.

3. Instar enérgicamente al Gobierno de Nicaragua a que, sin demora, implemente medidas legislativas y de otro tipo que sean acordes con las normas internacionales aplicables a fin de promover unas elecciones transparentes, libres y justas en noviembre, incluido el buen recibimiento de observadores electorales de la OEA y de otros países.

4. Continuar monitoreando el proceso electoral en Nicaragua, para su consideración y posible presentación ante la Asamblea General.

Esta nota habla de: