Elbio Rodríguez mide para Fernández Sagasti y toma café con Cornejo

Se trata del encuestador que trabajó más de 16 años realizando encuestas para el exgobernador de Mendoza. Ahora, hará un trabajo para la peronista Anabel Fernández Sagasti y también para los intendentes Matías Stevanato (Maipú), Tadeo García Zalazar (Godoy Cruz) y Sebastián Bragagnolo (Luján).

Elbio Rodríguez es el encuestador tal vez más conocido de Mendoza. Durante mucho tiempo, más de 16 años precisamente, trabajó midiendo para Alfredo Cornejo. Y si bien sigue siendo muy amigo del exgobernador provincial, ahora lo ha contratado Anabel Fernández Sagasti y, en los próximos días, comenzará a trabajar en una encuesta para ella.

Pero, además, el consultor también ha sido contratado por tres intendentes; uno peronista, otro radical y el último del Pro. Son Matías Stevanato (Maipú), Tadeo García Zalazar (Godoy Cruz) y Sebastián Bragagnolo (Luján). De todas formas, según contó en diálogo con Memo, ya decidió que no trabajará más de manera exclusiva para nadie, como solía hacer.

"Yo no soy exclusivo de...no trabajo en forma exclusiva para nadie ya. Trabajo para el que me pide, soy como los astrólogos -dijo en tono jocoso-; no elijo. Ahora tengo pedidos del Tadeo y de Anabel (la senadora nacional del Frente de Todos). Hago los informes según lo que me piden. Tengo pensada una encuesta grande provincial pero hay que dejar pasar unas semanas después de vacunatorio VIP porque el humor de la gente cambia mucho ante hechos así. Haré una para la gente de Anabel y otra para la gente del Tadeo", se explayó.

Consultado sobre qué tipo de mediciones realizará para sendas figuras políticas de la UCR y del PJ, respondió que "Tadeo, y los intendentes en general, te piden para ver cómo están los servicios, cómo están ellos. Los más políticos te piden ver cómo está la gente respecto al gobierno provincial, nacional, qué opinan del gobernador. A mí no me gusta medir imagen, más bien mido sentimientos", remarcó.

-Con Alfredo Cornejo trabajó mucho tiempo, ¿ya no continuará?

- Con el Alfredo llevaba 16 años trabajando. Él se fue de diputado. No soy Durán Barba (risas) si no estaría tirado en una isla lleno de plata. A mí esto me gusta, me entretiene. No soy exclusivo de nadie y por eso me llevaba tan bien trabajando con el Alfredo, porque él me da libertad para que yo trabajara con quien quisiera. Aprovechaba bien mi trabajo, porque sabía que era una mirada distinta, objetiva y que si le tenía que decir que perdía, se lo decía, más allá del error muestral. No es que me contrataron de un lado y dejo a los otros.

-¿Es la primera vez que trabaja con Fernández Sagasti?

-Yo a Anabel le dirigí ya una campaña y después le di una mano cuando competía en la interna contra Alejandro Bermejo. El Alfredo no tenía problema que yo también trabajara con ellos. Yo soy amigo de todos. Con el Alfredo me junto cada 15 días a tomar un café. Ya las posiciones políticas me las olvidé, me declaro un observador de lo que sucede. 

Estoy también midiendo para Bragagnolo y Stevanato. Tadeo me pidió una encuesta provincial. En función de las encuestas, hago un análisis con las conversaciones que tengo con ellos, los cruces necesarios y la devolución final. Es mi manera de trabajar. Mi gran vocación es saber por qué la gente se comporta como se comporta. 

Esta nota habla de:
Más de Runrunes