Infraestructura tiene dos ministros: uno de ellos, acantonado hasta que le den una embajada

El "ángel caído" se esta demonizando y exige cosas a cambio, antes de irse del cargo del que fue expulsado, pero no definitivamente. Guillermo Ferraro está atrincherado en Infraestructura, que ya dirige además Caputo.

No son pocos los problemas que tiene el gobierno de Javier Milei. Aunque prefiere situar los escollos fuera de su círculo, acusando a gobernadores y al resto de la política, a "la casta", como les gusta decir, adentro de La Libertad Avanza nadie parece saber exactamente en dónde está parado. Pasó con el proyecto de derogación de la ley del aborto, propuesto desde esa fuerza, pero a la vez, desautorizado. Y pasa con el Funcionariato: Guillermo Ferraro fue echado del Gobierno por contar qué dijo Milei en una reunión de Gabinete, pero que sigue en el cargo en Infraestructura, al mismo tiempo que lo ejerce el ministro de Economía, Luis Caputo. Una versión indica que exige la Embajada en Chile, que ya tiene inquilino: Jorge Faurie.

Francos, inclusive, trascendió una renuncia -no firmada aun- "por razones personales", como para tratar de mermar el impacto de haber sido expulsado de Las Fuerzas del Cielo. El "ángel", son embargo, no se da por caído, aunque ante la situación, su respuesta parece bíblica: se ha demonizado y no se mueve de su sitio hasta que le den algo. El portal LPO dice que quiere ser representante de la Argentina en Santiago.

"Es una desautorización feroz a Milei y Nicolás Posse, dos semanas después Ferraro sigue en su puesto", dijo la publicación. Agregó al respecto que "el todavía ministro de Infraestructura no quiere firmar la renuncia hasta que no le den la embajada argentina en Chile, que al parecer le habían prometido para que su salida sea en silencio y sin escándalo".

Consignaron además que la designación de Ferraro como embajador no es posible porque el proceso de designación esta culminado y sería "una enorme desprolijidad" para con el gobierno chileno.

Lo que si deslizan las fuentes es que cabe la posibilidad que Ferraro pueda ser enviado al consulado detrás de la cordillera. Para eso, solo alcanza con una resolución de Cancillería. "No hace falta decreto ni pedir acuerdo", explicaron.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...