Zuleta y el freno de Fernández a Portezuelo: presión a Suarez o favor a la "patria contratista"

El periodista Ignacio Zuleta planteó dos hipótesis: el presidente busca aval radical para que se apruebe el pliego de Rafecas o quiere favorecer a los empresarios de la "patria contratista" para que participen en la licitación.

"La perla fue la expresión de Alberto en La Pampa sobre la obra de Portezuelo del Viento. Se equivocó de río, pero es humano en un porteño de ley, que sale poco", comenzó el periodista Ignacio Zuleta este domingo en Clarín, en una columna en la que sostuvo que el presidente puso en duda la construcción del dique dentro de un plan para presionar a los gobernadores opositores ante el inminente tratamiento de proyectos clave en el Congreso.

Además del tratamiento del pliego de Daniel Rafecas, candidato del presidente para ocupar la procuración, hay otro proyecto en la mira de "movilidad previsional" en el que Fernández necesitaría el respaldo de al menos una parte del bloque opositor. En esta linea, las palabras del jefe de Estado sobre Portezuelo del Viento apuntan a que el radicalismo mendocino lo acompañe en ambas iniciativas.

"Antes de la visita a La Pampa, el ministro del Interior (Eduardo de Pedro) llamó al gobernador de Mendoza, y le avisó que el Presidente hablaría de Portezuelo en su visita a La Pampa del día siguiente. Rodolfo Suarez pidió alguna explicación. 'Lo hablamos la semana que viene', respondió 'Wado' de Pedro", afirmó Zuleta en su columna de Clarín.

De todos modos, el periodista publicó una teoría alternativa. "Si no es Rafecas, se trata de una racionalidad más ramplona", publicó, en referencia al "regreso de la patria contratista". Al respecto, subrayó que cuando cambió el gobierno, "muchos empresarios no creían que Alberto pagaría el compromiso de Portezuelo, y se desinteresaron por participar del proyecto. Cuando vieron que la Nación seguía pagando, volvieron a plantear sus intereses, pero quizá tarde". 

"Grupos de la 'patria contratista', algunos con socios extranjeros, pidieron al gobierno de Mendoza que postergase la licitación de la obra para ponerse en carrera. Esta racionalidad es también inconfesable, pero les consta a los funcionarios que están a cargo de la obra. Los mendocinos tiene experiencia en administrar un oasis", continuó.

En ese sentido, sostuvo que las palabras de Fernández y una postergación de la obra obedecería al ese reclamo empresario: "El Gobierno rehace sus relaciones con el mundo de los negocios, con el arreglo de la deuda y con las visitas de los empresarios a Olivos, como ocurrió esta semana. No sea que este palo en la rueda a Portezuelo sea una señal para que esos empresarios tengan una segunda oportunidad sobre la tierra, y sobre el agua. Con seis meses de postergación de la licitación les basta. Que Dios se lo pague".

Por otra parte, Zuleta contó por qué el peronismo mendocino no le aprobó el endeudamiento a Suarez en enero. Afirmó que a comienzos de año el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, "le pidió a Suárez que hiciera un pronunciamiento público en favor de la designación del juez (Rafecas) como nuevo procurador. Era la condición para que el peronismo de la Legislatura de Mendoza le aprobase un compromiso de endeudamiento. Suárez dijo que no, y el peronismo le retiró el apoyo".

Esta nota habla de: