Ya hay alertas por Rosin, la nueva droga derivada del cannabis que proporciona efectos más intensos

Se obtiene de la marihuana o el hachís y tiene efectos más intensos que otros concentrados. En España hay especial atención por su ingreso.

En las islas Canarias desmantelaron el primer laboratorio de España de una nueva sustancia estupefaciente conocida como rosin. Ha sido en el municipio de Arona (Tenerife). La Policía Nacional detuvo a cinco personas. Son el principal investigado, sorprendido en el interior del laboratorio mientras cocinaba la droga, y los responsables de varios clubes cannábicos de la isla.

Aunque su nombre nos resulte nuevo -el de Arona es el primer laboratorio que se desmantela en nuestro país-, en realidad el rosin no ha dejado de ganar popularidad en los últimos años, al menos entre los consumidores habituales de estupefacientes.

Qué es el rosin

Es un tipo de extracción de cannabis que se obtiene al aplicar presión y calor a los cogollos de marihuana o al hachís. El resultado es un producto concentrado rico en cannabinoides y terpenos, que proporciona efectos más intensos que otros concentrados de cannabis.

La popularidad del rosin se explica por varios factores, según explican en Eurogrow, tienda dedicada a la venta de productos para el cultivo de cannabis. El rosin es fácil y rápido de producir; es más seguro y saludable que otras extracciones que utilizan solventes químicos; conserva una gran cantidad de cannabinoides y terpenos, lo que deriva en efectos más intensos; y finalmente, permite a los usuarios personalizar la experiencia de consumo al ajustar variables como la temperatura y la presión durante el proceso de extracción.

Cannabinoides y terpenos

  • El rosin es rico en cannabinoides y terpenos. Los primeros son compuestos que interactúan con los receptores cannabinoide del sistema nervioso humano. Los cannabinoides pueden tener efectos psicotrópicos, analgésicos, estimulantes y medicinales. Los terpenos son sustancias aromáticas (compuestos de hidrocarburos bioactivos) que se encuentran naturalmente en muchas plantas y animales. Actúan como antioxidantes y pueden reducir el riesgo de cáncer y colesterol alto.

El rosin es apreciado por los consumidores de cannabis por su pureza, potencia y sabor, ya que conserva las características naturales de la cepa utilizada en el proceso de extracción, según Cosechalibre (una web de la comunidad que usa cannabis como sustancia recreativa o medicinal). Además, al no utilizar solventes químicos, es considerado una opción más segura y natural para obtener concentrados de cannabis.

Cómo se consume

La calidad del material utilizado en el proceso de extracción de rosin es fundamental para obtener un producto final de alta calidad. Los cogollos de marihuana y el hachís deben ser frescos, resinosos y de buena calidad para garantizar un rosin rico en cannabinoides y terpenos.

El rosin se puede consumir de diversas formas, como vaporizándolo, dabbing (inhalar mediante un vaporizador especial) o mezclándolo con flores de cannabis para enriquecer el contenido de cannabinoides. La forma menos tóxica de utilizar rosin es vaporizándolo o introduciéndolo en recetas de cocina, explica Erik Collado en Growbarato, un comercializador valenciano de semillas de marihuana. Aun así, las formas más comunes de usarlo son mediante un bong o pipas de cristal.

Elaborar y comerciar rosin es ilegal

El rosin es una droga relativamente nueva. La actividad policial se ha ocupado más del desmantelamiento de plantaciones ilegales de marihuana o de las incautaciones de cogollos, pero no exactamente del rosin. Pese a ello, se tiene noticia de esta sustancia en la crónica policial desde hace al menos cuatro años, porque, más allá del consumo personal, elaborar y vender rosin es, por supuesto, ilegal.

El pasado octubre, la Ertzaintza desmantelaba un cultivo de marihuana ubicado en una vivienda del Valle de Ayala (Álava). Los detenidos tenían algo más de 4 kilos de cogollos de marihuana y unas 250 plantas. La instalación estaba preparada para el cultivo de las plantas de marihuana y contaba con elementos para elaborar rosin.

En septiembre de 2020, la Policía Nacional desmanteló en Madrid un punto de venta de droga donde se distribuían sustancias estupefacientes bajo la apariencia de un club de fumadores. En el registro encontraron 2,5 kilogramos de cogollos de marihuana, algo de hachís y grandes cantidades de otras sustancias derivadas del cannabis como rosin.

Qué es el método 'bubble hash'

En el laboratorio desmantelado en Canarias usaban el método bubble hash. Con esta técnica, para la elaboración de un kilo de rosin se necesitan unos 75 kilos de cogollos de marihuana. La extracción se lleva a cabo con la planta húmeda, por lo que el proceso se aligera al no tener que realizar el secado.

Los cogollos se introducen frescos con hielo y agua dentro de un cubo, donde se desprenden las cabezas de los tricomas y se filtran, realizándose diversas cribas para sacar distintos tipos de rosin. Una vez filtradas se recolectan por tamaño y se congelan, lo que da lugar a una pasta de diferentes colores en función de la calidad de la droga.

Qué es el THC

  • El tetrahidrocannabinol es el nombre científico que se le da a uno de los compuestos químicos que contiene el cannabis. La denominación THC deriva de la abrebiatura del término tetrahidrocannabinol. Es una de las sustancias que está presente en mayor cantidad en la planta. Su consumo genera los efectos psicoactivos conocidos al fumar un porro o al consumir marihuana.

Finalmente, a la pasta congelada se le extrae el agua mediante una liofilizadora y el producto que se obtiene es ya el rosin, listo para el último paso de elaboración del rosin hash que se obtiene prensando el anterior. Todo se guarda en botes de cristal y en frío para asegurar un buen estado de conservación y mantener los niveles de THC.

Esta nota habla de:
¿En dónde hacés rendir tu plata?

Tenés que saberlo