Cachanosky: "Nuestro sistema financiero es más pequeño que el de Burundi, Camerún y Uganda"

Los planteos que formuló en Mendoza el economista Roberto Cachanosky, convocado por la UCIM en sus 104 años para el seminario "La Argentina que viene".

El seminario "La Argentina que viene: Coyuntura y Expectativas de cara a un año electoral", fue organizado en conjunto con la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, como es tradicional desde hace 9 años se realizó con una importante concurrencia en el Park Hyatt Mendoza.


Massa propone la misma estafa electoral que en 2019

Un público compuesto por empresarios, profesionales, legisladores, funcionarios del Ejecutivo y Legislativo, personalidades académicas y público en general ávido de información sobre nuestra economía, participó de las exposiciones de Mario Grinman, presidente de la CACyS y Marcelo Elizondo, especialista en negocios internacionales, quienes junto a Roberto Cachanosky, brindaron un panorama integral de la actividad económica del país, a nivel internacional y datos generales para proyectarnos al 2023.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, Daniel Ariosto quien expresó:"Gracias por venir y aceptar la invitación de UCIM es muy importante, bienvenidos al 104 aniversario de la UCIM, aunque el contenido no sea grato, es muy importante estar informados".

El momento de la bienvenida que ofreció Daniel Ariosto.

Cachanosky: "Necesitamos transformar planes sociales en trabajo, apostando fuertemente al sistema educativo"

"La canasta básica alimentaria, que calcula lo mínimo necesario para no caer en la indigencia, es decir alimentos para no desnutrirse en octubre, aumentó 9,5%. La canasta básica total aumentó el 9%. En todo el país la pobreza está cerca del 50%. Esto significa que alimentarse significa un costo más caro que el índice inflacionario y por ende estamos jugando con el capital humano a futuro, porque nuestros niños no se están alimentando correctamente", comenzó Roberto Cachanosky, el mediático consultor económico.

Aseguró, a continuación: "La inflación, lejos de estar desacelerándose, se está disparando. Vamos a llegar a los tres dígitos anuales, eso es seguro, pero además, se está descontrolando y eso es por la emisión monetaria que ha alcanzado los 2 billones de pesos (por cada peso que gastó el estado, 0,50 proviene de los impuestos y 50 de la emisión monetaria) provocando una fenomenal destrucción del peso. No es que los precios suben, sino que la moneda se deprecia. Argentina está destruyendo una vez más su moneda. La inflación acumulada de nuestro país, desde 1935, es de 590.955.000.000.000.000".

Grinman: "Somos el país del 'no'"

"El panorama de Argentina es: altísima inflación, deudas altísimas que continúan acumulando intereses exorbitantes. Un Banco Central quebrado que tiene bonos, de un quebrado, Tesoro Nacional".


En cuanto a las posibilidades de financiamiento, Cachanosky explicó que: "Nuestro sistema financiero que otorga muy poco crédito, brindó al Tesoro Nacional el 71%, dejando solo el 29% para los privados. En la relación de los depósitos y nuestro PBI, nuestro sistema financiero es más pequeño que el de Burundi, Camerún y Uganda.

"El gasto público social representa dos tercios del presupuesto de la Nación: jubilaciones, salud, educación. Se duplicó si lo comparamos con los ?80 y es muy notable, que no mejoraron las condiciones sociales sino, por el contrario, tenemos un estado prácticamente ausente a la hora de dar seguridad o cualquiera de los servicios básicos. El país gasta 1.113.000 en "inválidos laborales" casi $700.000 millones. Todo esto sin contar los subsidios a la energía. Y este gasto se financia, generalmente con impuestos, crédito interno, crédito externo y emisión monetaria", esta última casi la única herramienta "disponible" para las autoridades económicas hasta el momento.

Retomando el tema del comercio exterior, el expositor expresó: "Nos fuimos del mundo. Deberíamos estar exportando más de 500.000 millones de dólares y estamos muy lejos de eso. Podemos exportar muchísimo y en consecuencia, crear muchos puestos de trabajo. La salida es incorporarse al mundo, importar y exportar más, no alentar el consumo interno".


"Para recibir inversiones, hace falta crear las condiciones institucionales, por el contrario, contamos con los impuestos más altos del mundo, una legislación laboral que alimenta la industria de juicio; a quienes invierten se les controlan los precios y si van a comprar insumos al exterior, el estado les retacea los dólares y si todo esto es superado, los camioneros bloquean las entradas a las fábricas e impiden su libre funcionamiento y tránsito".

Cachanosky, Elizondo y Grinman, en el país que acumula 590.956 billones por ciento de inflación

Para finalizar, Cachanosky dijo: "El nuestro, es un problema de valores. Los políticos ofrecieron populismo, porque hay demanda populismo. Hay gente que quiere vivir del trabajo ajeno y nadie se está ocupando de producir. Para poder salir de esto necesitamos una moneda fuerte, desregulación laboral (sin quitar derechos adquiridos), disminuir el gasto público, modificar el sistema tributario, incorporar nuestra economía a la del mundo; un programa para transformar planes sociales en trabajo, apostando fuertemente al sistema educativo.

Esta nota habla de: