Cerraron 25 panaderías en el Gran Mendoza y cayeron 40% las ventas

Son datos aportados por la Cámara de Empresarios Panaderos de la provincia. Los aumentos en las materias primas, llegaron hasta el 80%. En lo que van del año los productos que usan para hacer los panificados subieron cinco veces.

Que no falte el pan nunca, en la mesa de nadie. Porque pan es, además del alimento, un símbolo de trabajo. Sin embargo, este año la pandemia no tuvo piedad ni con eso y ya son 25 las panaderías del Gran Mendoza que han tenido que cerrar sus puertas de marzo a la actualidad. Además, la ventas llegaron a caer hasta un 40%.

Se trata de información aportada por Cristian Di Betta, que es el presidente de la Cámara de Empresarios Panaderos de Mendoza (CEPA). Según puntualizó el empresario, el sector venía complicado desde 2019 y los aumentos que se sumaron este año, profundizaron aún más la crisis de los panaderos.

"Había panaderías que venían tambaleando desde el año pasado y ahora, con los cinco aumentos que hubo en lo que va del año en nuestras materias primas, se les hizo imposible seguir. Sufrimos aumentos en todo nosotros y sólo aumentamos el 13% para la gente una única vez en el año", enfatizó Di Betta.

Algunos ejemplos

De cara a la Navidad, que más allá de si habrá o no restricciones para las reuniones hay que celebrarla, el titular de CEPA comentó que el kilo de frutas abrillantadas que se utiliza para hacer el pan dulce pasó de 750 a 1500 pesos. "Lo cual va a repercutir en un 70 u 80 por ciento en el producto final. Es una locura lo que aumentó todo. La bolsa de harina de 50 kilos de 1080 (enero) pasó a 1600 pesos en noviembre", remarcó.

En cuanto a las ventas, el empresario que tiene su propia panadería en el centro de Luzuriaga (Maipú) hace más de 40 años, agregó que lamentablemente cayeron hasta un 40% en invierno, que normalmente es la temporada más fuerte para el sector. "Suelen aumentar las ventas pero este año bajaron entre 30 y 40%. La gente que ha optado por hacer el pan en su casa y eso quita clientes en la panadería", reflexionó.

De todas maneras, Di Betta también indicó que más allá de los aumentos en todos los productos elementales para la preparación de los panificados, en general el sector está dentro de los pocos que pudieron seguir trabajando a pesar del aislamiento. "No tuvimos que cerrar en ningún momento, eso es bueno", cerró, agregando que el 'pan de la familia' se puede conseguir en todas las panaderías por 49 pesos por iniciativa de la CEPA. 

Esta nota habla de:
Más de Economía
Balanz Weekly: qué pasó y qué viene en materia de finanzas
Claves financieras

Balanz Weekly: qué pasó y qué viene en materia de finanzas

La evolución de la inflación y las reservas van a marcar el camino del Gobierno, ya que su aceleración o una continuación en su caída lo obligarían a volver a tomar medidas para reducir la brecha, ya sea a través de regulación o usando política monetaria (tasa y/o tipo de cambio).