Consumo: de marzo a marzo, qué compramos y qué dejamos de comprar

El año de la pandemia, analizado por el Informe Claves con datos rubro por rubro. De punta a punta, recién un año después el comercio minorista empezó a levantar cabeza, pero llega la segunda ola y la incertidumbre.

Cuando todo parecía que empezaba a despertar en el comercio minorista, llegó la segunda ola de coronavirus covid-19 y la incertidumbre gana espacio.

En el período que va de marzo 2020 a marzo 2021, justo el año completo de la pandemia, las ventas cayeron en forma estrepitosa y el cuadro de análisis, rubro por rubro, se muestra en rojo.

Empieza retomar los colores -como un enfermo en recuperación- recién en marzo de este año y hay que ver qué medidas restrictivas se toman para evaluar cómo continuará el nivel de ventas y consumo. Así lo indican los datos de la consultora clave, que pueden apreciarse en el siguiente cuadro:

Allí pueden apreciarse algunos datos emergente importantes:

- Abril del 2020 fue el peor mes de los doce: la caída promedio general fue de 57,6%.

- En ese abril dramático con todos encerrados, la venta de relojería y bijouterie cayó 80,3%.

- Muy cerca, los zapatos y la marroquinería se desplomaron un 79,9%.

- Pero no solo nos privamos de comprarnos calzado y relojes. Bazar y regalos cayó 79,6% e indumentaria 79,1%.

La recuperación

Según Claves, la recuperación de marzo de 2021 nos llevó a muchos a las casas de venta de ropa y artículos deportivos. Ese es el sector que más subió: un redondo 27%.

La venta de artículos de computación y electrodomésticos le siguieron, con 21,9%.

El resto lentamente intenta recuperarse, con la expectativa de la nueva ola y su posible impacto.

Como lo indica el gráfico de abajo, no toda la culpa es de la pandemia. Además, el promedio de recuperación llegó a un tímido (aunque el sector pyme minorista lo agradece) del 14%:

Consumo 

Los datos de la consultora Claves dan cuenta que en "el último trimestre del 2020 continúa mostrando signos de recuperación en el consumo"

En ese sentido, dio cuenta de que "el consumo público continúa en expansión (20% aproximadamente del total) buscando hacer una política contra cíclica". 

Y ofreció un cuadro amplio, que abarca a tres períodos de gobierno, como para observar una situación en perspectiva:

Aquí puede apreciarse que la pandemia profundizó un daño que la economía ya venía sufriendo desde antes de que algún chino tosiera, dando cuenta de que la peste estaba entre nosotros.

Ya durante la gestión de Mauricio Macri el consumo venía con datos negativos. Todo lo que va del gobierno de Alberto Fernández resulta por debajo de la línea de cero.

A quiénes les fue peor

Es una carrera horrible por ver quién perdió menos. Llegando a 2021, los mayoristas y supermercados lograron romper el techo de la línea de 0 y tener números positivos. El resto subió, pero sigue bajo cero.

Este gráfico lo explica bien:

Igual que todos, los shoppings tocaron fondo en abril del año pasado, como todos los rubros y todas las personas, con el encierro total. En enero de este año su caída era del 35%, su mejor posición en un año.

Las ventas minoristas empezaron a recuperar espacio, pero igual registraron cifras en rojo, con -5,8%.

Y los que sí saltaron a los datos en azul fueron los mayoristas y supermercados. 

Los negocios de venta al por mayor, que pueden ofrecer precios más bajos por cantidad, subieron un interesante 8%.

En tanto, los supermercados -y Mendoza es la provincia mas supermercadista del país, con la mayor cantidad de locales por habitante- crecieron 3,8%.

Qué se vende más en los supermercados

Claves relevó qué es lo que más compran en los supermercados. En enero, bebidas y lácteos fueron los rubros que más crecieron en ventas en supermercados:

Los datos fueron elaborados por Claves, consultora a la que puede accederse haciendo clic aquí.

Esta nota habla de:
Más de Economía