Economía: el 26% de los mendocinos dice estar igual o mejor que en 2019

Es uno de los datos de la último encuesta de Mediciones Mendoza. Sorpresivamente, casi 3 de cada 10 mendocinos consideran que su situación económica de 2020 es igual o mejor a la del año pasado. Luján, el departamento más optimista.

No hay un indicador que sugiera que la situación económica en 2020, atravesada por una crisis histórica producto de la pandemia de covid-19, sea mejor que el panorama de 2019. Sin embargo, en Mendoza, el 26% de los habitantes del área metropolitana considera que están igual o mejor que el año pasado.

El dato se desprende de la última encuesta de Mediciones Mendoza, realizada en exclusiva para Memo y Mendoza Post, contemplando un total de 2.200 consultas realizadas las últimas semanas de octubre en Capital, Godoy Cruz, Luján, Maipú, Guaymallén y Las Heras. Allí, entre otros puntos, se preguntó "con respecto al año pasado, ¿su economía está igual, mejor o peor?".

Ante esta consulta, casi el 26% de los encuestados respondió que está igual o mejor que en 2019; concretamente, el 5,56% dijo que su economía está mejor y el 19,97% dijo estar igual. Del otro lado, entre los 2.200 encuestados, el 74,47% dijo estar peor.

Cómo miden Suarez y Fernández en cada departamento del Gran Mendoza

Analizando departamento por departamento, se desprende que en Luján de Cuyo están los encuestados más optimistas del Gran Mendoza. Allí, el 31,4% dice estar igual o mejor que el año pasado. Específicamente, el 8,8% respondió que está mejor económicamente y el 22,6 dijo que su economía se mantuvo igual que en 2019.

En el otro extremo, en el departamento donde se da el mayor porcentaje de "estoy peor" que en 2019 es Capital, con el 78% de los encuestados que respondió que su situación económica empeoró durante la pandemia de covid-19 de este año.

Esta nota habla de:
Más de Economía
Balanz Weekly: qué pasó y qué viene en materia de finanzas
Claves financieras

Balanz Weekly: qué pasó y qué viene en materia de finanzas

La evolución de la inflación y las reservas van a marcar el camino del Gobierno, ya que su aceleración o una continuación en su caída lo obligarían a volver a tomar medidas para reducir la brecha, ya sea a través de regulación o usando política monetaria (tasa y/o tipo de cambio).