El ex vicepresidente del Barcelona que develó el destino de Messi tras el mundial

¿Cuál es el futuro de los clubes de fútbol? El ex vicepresidente del Barcelona, Emili Rousaud, dio su opinión al respecto, pero además, se animó a decir a dónde irá Lionel Messi cuando tenga 35 años. Los detalles del escándalo del "BarcaGate" en esta entrevista de "Tormenta de Ideas", el programa de los sábados por Nihuil.

G. Conte y S. Montiveros

Para el ex vicepresidente del Fútbol Club Barcelona, Emili Rousaud, no es lo mismo privatizar los clubes de fútbol que conseguir recursos de sus actividades, por ejemplo, potenciando la industria del entretenimiento, pero sosteniendo a su club como "propiedad de los socios". Rousaud pudo ser el sucesor del cuestionado Josep María Bartomeu al frente del Barça, pero tras estallar el escándalo conocido como "BarçaGate", prefirió dar un paso al costado.

El también empresario de la energía, dialogó con el programa "Tormenta de Ideas" por Radio Nihuil (sábados a las 8.30) y allí pidió que de ahora en más se hable de "BartoGate, para seguir afectando la imagen del club".

Un tema central que surgió del diálogo fue todo lo referente a Lionel Messi, obviamente. Al respecto, Rousaud sorprendió con una versión propia en torno al futuro del crack argentino, al asegurar que irá al Inter de Miami, club fundado en 2018 por la estrella inglesa David Beckham, una de las franquicias de mayor valor de la MLS (Major League Soccer) y en el que ya juega el Pipita Higuaín, después de diciembre de 2022, ya que en esa fecha se realizará el Mundial de Qatar (se hace en diciembre por las altísimas temperaturas en junio-julio).

La afirmación de Rousaud, concretamente, es que Messi iría al Inter de Miami en enero de 2023, cuando tenga 35 años de edad.

El diálogo con el empresario y directivo catalán:

 - Queremos aprovechar de su propia voz los entretelones principales que precedieron al conocimiento del escándalo en el Barcelona.

- Presidía una comisión que era la que administraba todos los contratos, al difundirse la noticia de que se había contratado una empresa para difamar o calumniar a determinados rivales futbolísticos para entendernos, como puede ser, presidente Bartomeu o como podía ser el propio Laporta, el propio Pique, incluso Guardiola, incluso Leo Messi, yo me quede muy sorprendido porque esta contratación no había pasado por la comisión que yo presidía y en aquel momento, todo esto fue lo que me llevo a decidir de la junta directiva y además, denunciarlo públicamente. La realidad del club es que el Barcelona ahora está en una situación económicamente muy compleja, que se ha hecho un modelo de gestión muy orientado a que todos los ingresos satisfacían gastos, y apenas quedaba un remanente que diera solidez al balance. Además, ha habido una política deportiva llevada a cabo por el presidente Bartomeu, equivocada desde mi punto de vista, ya que durante 4 años no hemos tenido secretarios técnicos que escogieran los fichajes con suficiente cualificación, para que hagáis una idea el penúltimo que estaba al cargo cuando yo presento la dimisión, es un jugador que se llama Abidal, jugador retirado al que se lo convierte en secretario técnico, este señor decidió fichajes sin un CV previo que acreditara que este señor sabia fichar. Luego, no voy a poner ejemplos, pero se les puede venir a la cabeza algún jugador que se ha fichado recientemente, con una gran inversión económica, que no ha terminado de encajar. Que ha pasado, el club se ha gastado durante los últimos años, ha invertido prácticamente mil millones de dólares en jugadores, y estos jugadores no están rindiendo deportivamente como de ellos se esperaba.

Y la elección de Joan Laporta, es una elección que todos, yo creo que los socios han hecho una lectura de decir el club está en una situación muy complicada y la mayoría de socios ha estimado que Laporta le puede dar una vuelta. Pero sin embargo la situación económica patrimonial es una situación infinitamente más compleja, y se empezara a revertir cuando podamos empezar a jugar los partidos con público, porque solo el ticketing son muchos millones de euros que han dejado de ingresar.

- ¿Cómo se negoció el contrato de Messi? ¿Considera que es sustentable para la economía del Barcelona futbol club?

- Fue una negociación compleja. Leo estaba muy a disgusto, se había ido ya Ney, había marchado al PSG, las incorporaciones se habían hecho, de Coutinho y de Dembélé, no daban el tono competitivo, y lo que se hizo fue convencer tanto a Leo como a su padre, Jorge, que es quien lo representa. Jorge hizo una negociación dura, pero también que para mí es muy importante aclararlo, que un contrato que es de carácter confidencial porque es laboral, entre el FC Barcelona y un empleado, sea un futbolista o no, se haga público es una vergüenza. Es un contrato confidencial, jamás debería haber visto la luz. El que salga este contrato perjudica a Leo, sin duda, pero también perjudica mucho al club, yo creo que proyecta, una muy mala imagen que una entidad como el futbol club Barcelona se le pueda filtrar un contrato. Ahí se están dando vueltas porque había unas copias de este contrato que no solo estaba en manos del club, sino que también estaban en manos de la liga de futbol profesional y la federación. Lo que pasa es que hay otra realidad, que es la que has dicho hace un momento que es importante destacar, lo que ocurre en este momento es que el salario, no solo el de Leo, si no el de varios jugadores de elite del club, no es sostenible porque no se están generando ingresos para poderles pagar estos niveles.

- Para usted, ¿Messi tenía la posibilidad de irse? ¿Estaba habilitado como sostenía?

Eso se hubiera resuelto en los tribunales de justicia, aquí tenías un tema claramente controversial, un contrato, que en su letra habla de junio y una interpretación del contrato, que hace Messi con sus abogados, que es dice junio porque es la finalización de una temporada regular normal. A Messi hay una propuesta de irse segura, pero sin pagar ningún traspaso, quiere irse libre, porque Messi tiene una cláusula de recesión de 700 millones, entonces, si Leo hubiera tomado la decisión de irse a un club, como en aquel momento pareció, sin acuerdo con el Barcelona, podría haber pasado que un juez le hubiera dado la razón al Barcelona y Leo hubiera tenido que pagarle al club 700 millones de euros, Leo o el club de destino, entonces al final entre el peso sentimental, la duda, ver si el club que le hacía propuestas está dispuesto a igualar el sueldo pero no a pagar un traspaso, al valorarlo todo en conjunto, Leo hace lo más inteligente, porque no tenía sentido una separación traumática. Que Leo y el Fútbol Club Barcelona acaben en los tribunales, cuando es una historia tan bonita de un jugador que llega aquí con 13 años, el club que desinteresadamente le paga el tratamiento médico, aquel niño que con 13 años se le contrata y resulta que acaba siendo el mejor jugador del mundo, es una historia preciosa. Además para que Jorge y la familia estén cerca de Leo, el Barcelona le busca trabajo al padre en Barcelona. Es una historia tan bonita, son historias de cuando son niños que se han hecho aquí son muy bonitas, la de Leo es muy bonita, porque además está todo el tema del tratamiento médico. Leo toma una decisión, y actúa muy inteligentemente y se queda, pero Leo tiene muy en claro que este año es el último. Leo, cuando quiera puede decir, me voy, pero que creo que está haciendo Leo, primero ha esperado que hubiera un nuevo presidente, y ahora está esperando ver si hay un proyecto deportivo que garantiza títulos, éxito pero que sobre todo, Leo quiere ganar el mundial con la albiceleste, es la espinita que le queda clavada, quiere ser campeón del mundo con la Argentina, y quiere estar en un equipo que lo mantenga en el nivel competitivo optimo, para jugar la copa del mundo. Yo os digo una cosa, cuando acabe la copa del mundo, estoy convencido, de que Leo este año decide si le gusta el proyecto deportivo y se queda o si se va a otro club, posiblemente Europeo, pero si sigue en el Barca y llega al mundial, y no te digo si gana el mundial que es su sueño, y no tengáis ninguna duda, porque él tiene claro que este si es el último mundial, pasado el mundial, Leo Messi puede decidir irse seguro, yo creo que tiene la duda, en su corazón quiere ir a Newells, y en su cabeza lo lleva a jugar en Estados Unidos y a vivir en Miami.

- ¿Cuál es el futuro de los clubes deportivos del mundo?

- Una de las grandezas que tiene el Barcelona y el Madrid, y creo que por eso se han hecho clubs tan globales, es la falta de un dueño, es decir, si yo me hago del Manchester City, el club es de un señor, si me hago del PSG es de un señor, si te haces del Barca, es tuyo el club. Es una diferencia importante, no eres socio de un club meramente social, si te haces socio del Barca, eres dueño del patrimonio del club como todos los demás. La pregunta si el modelo deben ser, sociedades anónimas deportivas, o deben ser clubes tradicionales, no es lo relevante. A mí me gusta más un club tradicional, porque me recuerda mucho a una cooperativa, donde todo el mundo puede ser socio, la idea es que es un club abierto al mundo y a mí me gusta mucho eso, que no haya finalidad lucrativa.

Te pongo un ejemplo tonto, si hubiera finalidad lucrativa, yo me acuerdo en Japón 2015, jugamos el mundialito y la final contra la gente del Millonarios, contra River Plate, y hable con gente de la gerencia de River Plate y me dijo, que suerte han tenido ustedes con Leo Messi a nosotros nos vino, pero claro el tratamiento médico era muy caro. Y yo le dije, sabes lo que pasa, en el Barca tenemos la manía que como somos un club con fines sociales, si viene un niño con un problema, no sabemos si va a ser o no el mejor del mundo a los 12 años, pero es un club que te da ayuda, y no lo podemos evitar. Incluso el Barca no gana dinero con las escuelas que se hacen en el mundo, lo que está buscando el Barca en el fondo, es que el nuevo Messi pueda surgir en cualquier lugar del mundo, lo podamos detectar, le enseñemos una forma de jugar y lo podamos traer. Pero no ganamos dinero, yo soy vicepresidente del Barcelona, y es verdad, que esto me abre puertas en todo el mundo, es cierto que puedo viajar en determinados niveles, pero no es una actividad retribuida, porque yo creo este modelo es un modelo a defender, en España solo quedan cuatro  clubes que tengan este modelo, porque cuando tuvieron problemas económicos la ley los obligo a convertirse en sociedades anónimas deportivas, entonces clubs como el Barcelona, el Real Madrid, el Atleti de Bilbao, son clubs en el que tú te haces socio, eres dueño del club, lo malo de esta vida es que el prestigio cuesta mucho construirlo, pero es muy fácil destruirlo. Entonces me vi muy obligado a dimitir, pese a ser el escogido para sucederle, y te digo porque el asunto del Barca Gate, ahora lo hemos rebautizado como BartoGate, para no ensuciar la imagen del club, es un asunto realmente feo, porque es una contratación que se hace eludiendo los controles internos, no queda nada claro que el objeto de la contratación fuera licito, o hay temas fiscales. En fin, no fue un tema en absoluto limpio, y sobre todo el negocio del futbol, para las grandes ligas, va a ser un negocio global y va a mover cada vez más dinero.

Esta nota habla de: