El gremio Supeh es formalmente el dueño del Club Petroleros YPF

Este jueves, el CEO de YPF entregó la escritura al histórico sindicalista petrolero Antonio "Coco" Cassia. Fue en un acto que se realizó en el predio de Godoy Cruz.

Este jueves, YPF cedió las instalaciones del Club Petroleros YPF a la Filial Mendoza del Supeh (Sindicato Unido de Trabajadores del Petróleo e Hidrocarburos), durante un acto que se realizó esta mañana en el estadio cubierto de la entidad ubicada en Godoy Cruz.

Sergio Affronti, CEO de YPF, hizo entrega formal de la escritura traslativa del inmueble y la planta potabilizadora Villa Marini a favor del sindicato, representado por el secretario general de la Federación Supeh, Antonio "Coco" Cassia.

Cassia y Affronti, firmando la cesión.

El histórico sindicalista mendocino está a cargo de la federación nacional del Supeh, pero este jueves "bajó" a Mendoza a partir de la relevancia de lo ocurrido. Además, también estuvo en el acto el secretario general de la filial Mendoza, Fabián Valles.

El club posee una superficie de más de 75.000 m2 e instalaciones para la práctica de diferentes disciplinas deportivas por parte de sus 5.000 asociados

"Para mí es un día muy especial, de concreción de algo que comenzó en 1999 y que finalmente hoy podemos lograr, el relanzamiento del Club Petroleros YPF" expresó Sergio Affronti. "La historia de nuestra provincia, del petróleo y del Supeh se encuentran entrelazadas históricamente y para siempre", agregó el CEO de YPF, oriundo de Mendoza.

Por su parte, el Secretario General de la Federación Supeh, Antonio Cassia, manifestó "tuvimos que sortear muchas cosas, pero gracias a la buena predisposición con YPF llegamos a un acuerdo y hoy se cristaliza este anhelo".

En tanto, el titular del Supeh filial Mendoza, Fabián Vallés, dijo que "en medio de la pandemia no sólo logramos sostener las fuentes de trabajo sino crecer, como lo es adquirir el 100% del club, lo que se convierte en un hecho histórico para nuestros afiliados".

Petroleros YPF nació en 1937 en las instalaciones que ocupaba la antigua refinería de YPF en Godoy Cruz, que al trasladarse hacia la actual ubicación en Luján de Cuyo, permitió dotar a la institución de amplios espacios abiertos y edificios de grandes dimensiones.