La primera siembra de cannabis medicinal en Mendoza será en septiembre de 2022

Si bien hoy se aprobó, con su publicación en el Boletín Oficial, la comercialización e industrialización del cannabis para uso medicinal en Mendoza, habrá que esperar al año que viene para comenzar las plantaciones. Qué tienen que saber los que quieran invertir.

Se aprobó, a través de su publicación en el Boletín Oficial de este lunes, el protocolo para cultivar cannabis medicinal en Mendoza. Sin embargo, por los tiempos que la aprobación que cada proyecto de inversión implicará, la especulación respecto a si sale o no la ley nacional y una cuestión meramente climática, la primera siembra se hará en septiembre de 2022.

Así lo explicó en diálogo con Memo Ricardo Córica, presidente de la Cámara de Empresarios de Cannabis Mendoza (Cecam) y quien ha estado al frente del sector empresarial incluso desde antes de que se aprobara la ley que permite la comercialización y explotación de cannabis para uso medicinal, creada por el diputado renovador José María Videla Sáenz.

En principio, Córica destacó que desde el Gobierno de Mendoza se hizo un trabajo bastante complejo y muy minucioso para llegar al armado y publicación de los protocolos. Y que si bien se demoró más que lo que les hubiese gustado, lo importante es que está y que la matriz productiva comienza realmente a ampliarse. 

"Lo que ahora hay que ver es que si se aprueba la ley nacional, que ya tiene media sanción del Senado, hay que definir cómo se van a compatibilizar con la Nación los protocolos locales. De manera tal que no haya menores exigencias desde Nación que desde Provincia y eso haga poco competitiva a Mendoza", marcó.

El tema de fondo es que la normativa nacional crearía un Consejo Federal del Cannabis en donde estarían representadas las 24 provincias argentinas y la CABA. "Para que la agencia nacional te apruebe el proyecto, seguramente exige también que el delegado de cada provincia apruebe un dictamen local. Es decir, que una vez conseguida la aprobación de Mendoza hay que tramitar la Nacional", explicó.

Aunque también añadió: "Hasta ahora Mendoza (por tener ley provincial propia) va avanzando independientemente de lo que pase a nivel nacional. Pero yo creo que por cómo va avanzando el proyecto nacional y la rapidez que han tenido en darle media sanción, van a estar las dos al mismo tiempo. Entonces, va a haber que cumplir con ambas".

De esta manera, quien es abogado de formación, ahondó en el trámite que a partir de ahora pueden ir realizando quienes deseen cultivar cannabis para uso medicinal en el territorio mendocino y en que, como requiere de varios estamentos, se demorará aún más el inicio de la primera siembra.

"Todo es lento porque hay que pasar por distintos estamentos. Así que ya para plantar este año, no llegamos. Imposible porque se siembra en septiembre y ya tendríamos que estar empezando con los esquejes. Así que todas las licencias y aprobaciones pasarán para el año que viene. Pero lo bueno es que tenemos la seguridad de que en 2022 lo podremos hacer", deslizó.

Qué pasa a partir del protocolo mendocino

En concreto, cabe refrescar, lo que posibilita el protocolo hoy publicado oficialmente es el cultivo de cannabis medicinal en Mendoza, vale decir la industrialización. O sea, se habilita el cultivo en todas las cadenas de valor; desde la colocación de un vivero hasta la producción en laboratorio de extractos y resinas.

"Yo entiendo que tendremos que estar sujetos a la normativa nacional -recalcó-. Lo bueno de eso es que para cuando esté la aprobación de la ley nacional, en teoría quienes quieran cultivar en Mendoza podrían ya tener su proyecto aprobado", se esperanzó el empresario cannábico.

La tarea de la Cámara de Empresarios de Cannabis Mendoza

Si bien hasta el momento desde la Cecam no tenían mucho que hacer porque debían esperar el protocolo, a partir de este momento comienzan a trabajar en ajustar detalles para que los cinco proyectos que ya tienen prelistos avancen y puedan iniciar las presentaciones pertinentes.

"Después de que terminemos de analizar todos los protocolos con las áreas técnicas y comerciales veremos si hay críticas para hacer. Porque por ejemplo, comercialmente hablando hay que ver si estos protocolos alientan la inversión o la encarecen demasiado, al punto de desalentarla", indicó Córica.

Y agregó: "En casos puntuales, trataremos de sentarnos con el Gobierno de Mendoza o de poder conversar en el caso de que en algún proyecto puntual se solicite un requisito que sea muy complejo. Mucho depende de la zona a implantar también; por poner un ejemplo hay algunos lugares que necesitan tela antigranizo y otros que no dentro de la misma provincia".

Para cerrar, el titular de la Cecam se mostró algo preocupado por la duración de las licencias, que serán renovables cada dos años.

"Cuando hacés una inversión de esta envergadura, no podés estar sujeto a tan poco tiempo. Las licencias tendrían que ser por períodos de al menos 10 años. Lo cual, lógicamente, no quita que si alguien hace un mal manejo le saquen la licencia o lo sancionen. Pero cuando proyectás una inversión, tiene que ser recuperable a dos años al menos", concluyó Córica. 

Esta nota habla de: