Luis Robbio: un jugado que invierte en Argentina con un proyecto futurista

Junto a su socio Hugo Pincolini idearon la construcción de departamentos hiperconectados y con cargadores para autos eléctricos. Además, redefinieron la forma de comprar una vivienda o de salvar los ahorros de la inflación.

Ana Montes de Oca

¿A quién se le puede ocurrir invertir en Argentina y hacerlo de una forma totalmente innovadora y, encima, con un modelo que parece adelantado 50 años hacia el futuro?

Es lo que le preguntó Memo a Luis Robbio, quien junto a Hugo Pincolini idearon Solanas Park, un conjunto de cuatro torres de departamentos con la novedad de que se puede ir comprando "de a metros" y con una concepción casi futurista ya que cada departamento tendrá espacio de home office y hasta cargadores de autos eléctricos en las cocheras.

-¿Cómo surgió la idea de invertir en algo tan evolucionado en un país cuyo rumbo es tan indefinido y donde puede pasar cualquier cosa?

- Bueno... si uno no tiene una cuota de locura, las cosas no se hacen... El proyecto arranca porque tenemos varios años de amistad con Pincolini y en el año 2020 mi empresa Belatrix (empresa tecnológica) fue absorbida por Globant y Pincolini se separa de su socio de OHA (empresa constructora), entonces Pincolini y yo, que estábamos liberados de nuestras obligaciones, estuvimos pensando en esta idea ya que Pincolini tenía este lugar hermosísimo con una arboleda increíble. De hecho le dijimos al arquitecto (Carlos Regolini) que conserve el máximo de la arboleda y las torres no van a estar alineadas justamente para preservar los árboles.

Por otro lado, a Pincolini le parecio atractivo asociarse con alguien que no viniera de la construcción y entre los dos creamos algunas cosas diferenciadas, por ejemplo, a diferencia de la gente que compra en pozo, acá le ofrecemos un grado de libertad increíble porque puede comprar metros de departamento.

Robbio aseguró que la compra por metro "da una total libertad"

- ¿Cómo funciona exactamente esta compra de metros?

- Usted compra metros de un edificio que va a tener X cantidad de departamentos de un dormitorio, X de dos dormitorios y otros tantos de tres. Compra metros del edificio y a medida que se va avanzando y la gente compra metros cuadrados, cuando llegue el final de la primera torre se revisa quiénes han ido comprando y se invita a cada propietario a que vea si le alcanza para alguno de los departamentos.

- ¿Qué pasa si no llega a la cantidad de metros de un departamento?

- Si no llega tiene dos opciones: o vende esos metros o, si no consigue quién se lo compre, se lo pasa a la torre siguiente hasta que alcance la cantidad de metros. En ese traspaso hay un pequeño ajuste producto de la revalorización de la zona, no va a salir lo mismo el metro de la torre uno que el de la segunda torre.

- ¿Y cómo les va con eso, ya hay interesados?

- Empezamos hace dos semanas recién, pero ya hemos tenido más de 50 consultas.

Inédito en Mendoza: enfrentar la inflación ahorrando en metros cuadrados

- Es una alternativa para el ahorro...

- La idea es protegerse de la inflación y podemos llegar al extremo de que alguien compre metros y nunca venga a vivir pero tiene una inversión en algo que es la construcción.

- ¿Tuvieron problemas en la parte normativa para poder implementar esta forma de venta por metro?

- Esto está todo bajo el paraguas de una fiducia, es decir que los fondos que ingresan entran directamente en una fiducia y el único objetivo es invertirlo en la construcción de estas torres. Pero la verdad que sí, llevo mucho trabajo y muchas horas de abogados y escribanos.

- ¿Cómo está pensado el componente tecnológico?

- En cada departamento hay un rinconcito para home office y ya tenemos muy avanzadas las conversaciones con el proveedor de fibra óptica que va a estar instalada del día cero.

- Las cocheras van a tener las cañerías para poner los cargadores cuando lleguen los autos eléctricos.

- Se ve que ustedes tienen la idea de que Argentina va a ir para adelante...

- Es un deseo, y somos prudentes, tenemos la capacidad financiera para terminar una torre y, en cualquier caso, seremos dueños de 30 departamentos. Lo que pensamos fue justamente hacer algo que sirva para protegerse de la inflación. Hay una franja de jóvenes acá que ganan muy bien, yo los conozco y es he pagado los sueldos, pero el país está tan mal que no se puede ahorrar y esto es una manera sana y legítima de dar un vehículo para que ahorren.

Como hay una fuerte incertidumbre en el país y acá no se trata de que todos los meses hay que pagar, eso también es un incentivo.

Esta nota habla de: