Mendoza, la de los precios altos

Alejandro Vigil reabrió un debate: lo caro que es vivir en Mendoza.

La discusión nunca se cierra y hay nuevos elementos para mantenerla abierta: Mendoza es una provincia cara.

Es cierto que hay restaurantes que resultan carísimos aun para los ricos del mundo, pero también, que si no nos da el bolsillo, hay un ecosistema gastronómico grande, diverso, amplio, de grandes ofertas que, si se quiere mirar bien, también tiene los precios por encima de otros puntos del país (leer aquí).

Por qué es mucho más caro comer en Mendoza que en Buenos Aires

En el resto de los rubros, lo caro de Mendoza perjudica al consumidor final, pero también al que tiene un negocio, ya que por lo general recibe los productos a precios más altos. En este punto se centra el hecho de los cruces cordilleranos a comprar a Chile cosas de uso cotidiano, como hace algunos meses sucedía al revés. Aquí, la explicación es de macroeconomía: sucede, estamos así, no se puede hacer demasiado desde el lugar de cada uno.

También está pasando que comercios, con la carga en sus propias espaldas, estén haciendo ofertas para competirle a Chile y al país, en un esfuerzo por mantenerse activos y con clientes. Se ve en algunas casas de indumentaria deportiva, algunos restaurantes que han logrado el equilibrio entre altos costos de proveedores y precios en su carta, en situaciones muy puntuales y contadas con los dedos de una mano.

Fue el winemaker y empresario vitivinícologastronómico Alejandro Vigil quién dio un grito de alerta desde Europa.

En Dinamarca, Vigil comprobó por sí mismo cuán cara está Mendoza en algunos rubros, tal como este diario ya lo contrastara con supermercados de Barcelona y de Santiago de Chile, por ejemplo, en donde demostramos que con mayores ingresos, la mercadería en el exterior vale igual o es más barata (ver con clic aquí y también aquí)

El creador de El Enemigo y alma mater de Universo Vigil contó en X/Twitter: "Hace un tiempo puse que estábamos más caros que Miami, eso ya pasó. Ahora puedo decirles que somos más caros que Dinamarca, la ciudad más cara de Europa es más barata que Mendoza en indumentaria".

Bodegones por el país: Cuánto sale hoy comer en "Venezia", Luján

En el debate que abrió en la red, recibió numerosas respuestas y les contestó a todos. Por ejemplo, Marcelo Duclos le dijo: "Pero NADA tiene q ver el tipo de cambio, estimado Ale Vigil. Se trata de cuestiones impositivas, restricciones a la importación (tanto de productos terminados como insumos y maquinarias) costos laborales artificiales q no van al bolsillo de los trabajadores y muchas otras cosas. Sepa q vamos en el camino correcto". 

Y le respondió con la realidad danesa: "Las dos, Dinamarca tiene el mayor peso impositivo. Son las dos cosas".

Esteban Videla lo chicaneó con los precios de los vinos, rubro de Vigil: "Ni te cuento lo que llegan a cobrarte en Mendoza por un vino". Y le contestó: "No! Gran enemigo 270 dólares o más en Mendoza 80 dólares. No va por ahí. Restaurante 1/2 estrellas 600 a 1400 dólares por cabeza".

Vigil aportó un dato más inherente a la industria vitivinícola y es que el vidrio cuesta el doble que en cualquier otro país. Además, dio cuenta de cómo el Estado danés hace rendir lo que la gente paga en impuestos: "En este país es todo del estado del dentista, hospitales y educación. Si vas a la universidad te pagan, no pagás, te paga el Estado...".

El debate sigue abierto.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...