Proponen bajarles el salario a empleados públicos para que el Estado abone a proveedores

Desde una cámara empresaria denunciaron una situación "altamente desigual" entre trabajadores públicos y privados que "abre una grieta hasta en los hogares, en donde un miembro de la familia cobra casi sin cumplir tarea y el otro, tiene que hacer un esfuerzo fenomenal".

Polémica en puerta: el presidente de una cámara empresaria que viene solicitando que se rediscuta una ampliación de la matriz productiva en Mendoza, con la minería como posibilidad real de generar nuevos recursos, planteó que "tarde o temprano el Gobierno va a tener que bajarles el salario a los empleados públicos para poder pagar sus deudas con sus proveedores que sí generan trabajo real".

La afirmación corrió por cuenta de Gerardo Fernández, presidente de la Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza, Cecim. Sostuvo en diálogo con Memo, esta mañana, que "si Mendoza no consigue recursos ampliando la matriz productiva, haciéndola amplia y diversa, que incluya a todas las profesiones, va a llegar el día en que tenga que rebajarles el salario a los empleados públicos para ponerse al día con los sectores que sí seguimos trabajando para subsistir y dar trabajo real".

Habló de "potenciar actividades tecnológicas y mineras", de no "cerrarles las puertas a ninguna posibilidad de generación de divisas, con la idea de una Mendoza potente, que es posible".

Fernández, cuya cámara fue señalada este fin de semana por la Ucim (Unión Comercial e Industrial de Mendoza) como víctima de "una crisis histórica", añadió que "nuestro personal debe trabajar día a día en medio de la pandemia ve con bastante bronca cómo hay gente que emplea el Estado y que estando cómodamente en su casa recibe el depósito puntualmente y sin descuentos, cada fin de mes en su cuenta bancaria".

Habló de una situación "altamente desigual" entre trabajadores públicos y privados que "abre una grieta hasta en los hogares, en donde un miembro de la familia cobra casi sin cumplir tarea y el otro, tiene que hacer un esfuerzo fenomenal".

El sector de las pymes constructoras denunció un "agobio" en su situación. La Ucim, este domingo enumeró diez factores que hablan del clima que sufre el área:

  1. La terminación, entrega e inauguración de obras de 2019.
  2. La cuasi inexistencia de licitaciones en el último año y medio.
  3. La pérdida de más de 10.000 puestos de trabajos registrados, en la provincia de Mendoza, y más de 150.000 puestos a nivel nacional.
  4. La inexistencia de líneas de créditos, en el sistema financiero.
  5. El progresivo deterioro del capital de trabajo, forzado por la venta de bienes y maquinarias, para afrontar gastos corrientes, entre ellos sueldos.
  6. La inflación.
  7. El agobio fiscal, más la imposibilidad de despidos, sin trabajo que genere ingresos.
  8. Las deudas.
  9. Pagos fuera de término, con re determinaciones, que no reflejan la realidad.
  10. Y la inexistencia de horizontes.



Esta nota habla de:
Más
Fuerte documento crítico de la Ucim: "La construcción atraviesa la peor crisis de su historia"
Diez puntos de una misma crisis

Fuerte documento crítico de la Ucim: "La construcción atraviesa la peor crisis de su historia"

La Ucim esta vez salió a defender a una de sus principales cámaras adheridas, la de las pymes constructoras, que denuncia tener a 10 mil familias en la calle. Reclaman que los planes en vigencia no los contienen, pero dicen comprender la realidad de Mendoza y dan cuenta de que hay que rediscutir cómo conseguir desarrollo para que haya recursos genuinos.