Standard & Poor's pone a la Argentina en una condición de "default selectivo"

Al mismo tiempo, Moddy'sndisminuyó la perspectiva de la deuda a "negativa" de un conjunto de 10 provincias y municipios.

La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor's (S&P) bajó hoy la nota de la deuda en moneda extranjera de largo y corto plazo de Argentina a "Default Selectivo" (SD), al tiempo que mantuvo la nota preexistente para la deuda en moneda local.

Por su parte, la agencia calificadora de riesgo crediticio Moody's disminuyó la perspectiva de la deuda a "negativa" de un conjunto de 10 provincias y municipios.

En un comunicado, S&P informó que también colocó en "default" (D) un bono en dólares bajo ley argentina con vencimiento el 8 de octubre de 2020".

Además, S&P bajó "las calificaciones de emisión en moneda extranjera de largo plazo a 'CC' de 'CCC-' dada la probabilidad de una oferta integral de reestructuración de deuda o riesgo de impago".

S&P advirtió que podría "bajar las calificaciones de emisión (bonos) en moneda extranjera a default (D), cuando el gobierno concluya los términos con los tenedores de bonos por una posible reestructuración de su deuda comercial, lo que caracterizaríamos como un canje de deuda en condiciones desfavorables (distressed debt exchange), de acuerdo con nuestra metodología"

"Tal reestructura podría implicar una extensión de vencimientos, que no compensará el emisor, o bien una reducción en el valor nominal de la deuda. Además, podríamos bajar las calificaciones si las dificultades económicas y financieras amenazan aún más el servicio oportuno de la deuda o si el soberano incumple un pago de deuda. Esperamos que el gobierno haga pronto una oferta de intercambio de deuda internacional", sostuvo la calificadora.

No obstante, S&P reconoció también que se podrían "subir las calificaciones soberanas tras la conclusión de una reestructuración amplia de la deuda comercial y tras la emisión de nuevos bonos".

Moody's, por su parte, también bajó las evaluaciones del riesgo crediticio base de todos los emisores afectados e indicó que "esta calificación de los gobiernos locales y regionales de la Argentina surge de la baja de las calificaciones de bonos soberanos en moneda local y extranjera del gobierno nacional", anunciada por la agencia el 3 de abril pasado.

Moody's bajó la nota a la Ciudad de Buenos Aires y a las provincias de Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Chaco, Río Negro, Formosa, Misiones, Tucumán.

También incluyó en la nueva calificación a la Municipalidad de Córdoba.

La agencia consideró que "dadas las fuertes interrelaciones macroeconómicas y financieras entre el gobierno de Argentina y las provincias, una baja en las calificaciones de los bonos soberanos de Argentina o un mayor deterioro del riesgo sistémico podrían ejercer presión a la baja en las calificaciones".

Moody's estimó que durante este año las provincias "experimentarán un deterioro de las condiciones económicas y financieras que afectará sus resultados financieros y dificultará el refinanciamiento de la deuda ante las presiones sociales y los cambios de políticas".

Sin embargo, Moody's consideraría mejorar las perspectivas si las condiciones financieras se estabilizaran y las pérdidas esperadas para los acreedores privados por la reestructuración de la deuda fueran inferiores a las proyecciones actuales".

Esta nota habla de: