Valuaciones, ¿déjà vu de 1999?

La combinación de reapertura económica, sólidos reportes corporativos y el ajuste en las condiciones financieras generó una marcada normalización en la valuación del S&P 500 en los últimos meses.

Balanz

Uno de los aspectos centrales detrás de la dinámica de los precios de los activos desde el inicio del ajuste monetario de la Reserva Federal viene siendo las preocupaciones respecto a las elevadas valuaciones. 

- En este reporte miramos por debajo de la superficie en la renta variable para entender lo que viene ocurriendo con la evolución del S&P 500 a través de los 11 sectores que lo componen. 

- Nos enfocamos en las valuaciones para comprender, en mayor detalle, cómo podrían comportarse los sectores si las condiciones financieras fueran a restringirse aún más. Además, comparamos las valuaciones a lo largo de los ciclos de subas de tasas de la Reserva Federal desde finales de los años 80 y, en particular, con la burbuja de las .com. 

- La combinación de reapertura económica, sólidos reportes corporativos y el ajuste en las condiciones financieras generó una marcada normalización en la valuación del S&P 500 en los últimos meses. 

- Después de alcanzar niveles no vistos desde la burbuja de las .com en 1999, el ratio precio/ganancia (P/E) del S&P 500 experimentó una marcada desaceleración desde 26.9x en diciembre 2020 a valores cercanos a 18.x actualmente, un nivel que lo sitúa más en línea con el promedio de largo plazo y con valuaciones menos preocupantes. 

- A diferencia de ciclos anteriores, los sectores con mayores valuaciones relativas al inicio del ciclo de suba de la Fed son, actualmente, aquellos relacionados con el consumo. Producto de la dinámica de la pandemia y los estímulos fiscales y monetarios, los sectores de consumo discrecional y consumo esencial son los que mayores valuaciones relativas presentan. 

- Los datos a nivel sectorial muestran que existe un marcado contraste con la situación a finales de 1999, lo que no implica que no podamos ver mayores ajustes en las valuaciones en el ciclo corriente hacia adelante, ya que una posible resiliencia inflacionaria llevaría a la Reserva Federal a profundizar aún más el ajuste monetario. Esto dejaría más vulnerable a los sectores con ratios precio/ganancia más elevados. 

- El análisis de los sectores del S&P 500 muestra que, si bien existen algunos que poseen valuaciones relativas todavía elevadas, no hay señales alarmantes en términos de valuaciones. Esto no significa que no podamos ver todavía retornos más negativos en el S&P 500, ya que la dinámica de la desaceleración en la inflación será el factor clave detrás de la dinámica de la renta variable. 

- Hacia adelante, el menor crecimiento económico es una clara amenaza a las ganancias corporativas, lo que aumenta los riesgos que tengan que ajustar los precios para poder nivelar las valuaciones. 

- Aquellos sectores con un alto P/E, como ser tecnología y consumo discrecional, lucen más propensos a un nuevo impulso a las tasas de interés en Estados Unidos. Por otro lado, un sector como el de salud, que posee una valuación que lo hace relativamente atractivo y una menor sensibilidad a los movimientos en el S&P 500, hace que encontremos valor en el mismo.


Mirá el informe completo abajo


Esta nota habla de: