YPF perdió U$S1.000 millones en 2020 y quiere desprenderse de algunos pozos

El plan del CEO de la compañía, el mendocino Sergio Afronti, es abandonar pozos maduros en distintas provincias. La petroleras ya lo hizo en Mendoza en gestiones pasadas.

YPF analiza la posibilidad de vender activos no estratégicos como parte del plan para financiar sus gastos de capital. Así lo manifestó el viernes el CEO de la petrolera, el mendocino Sergio Affronti, en una charla con inversores del sector.

"El financiamiento debería provenir de una mejora en el cash flow de nuestras operaciones, un incremento en nuestra deuda neta a niveles manejables y la potencial venta de algunos activos no estratégicos", sostuvo el ejecutivo días atrás.

La conversación con los inversores de la compañía se produjo un día después de informar a la bolsa una pérdida de 1098 millones de dólares en todo 2020, un 59,5% más que en 2019. En una videollamada con inversores, Affronti contó cuáles son los pasos a seguir.

Concretamente, ante la consulta sobre los potenciales activos a vender, Affronti recordó las desinversiones recientes de la compañía (como la reducción de su participación en Bandurria Sur y la venta de un edificio a AYSA) y señaló qué activos no estratégicos están mirando.

"Analizamos un grupo de áreas convencionales maduras, tanto de petróleo como de gas, que podrían ser elegibles para una desinversión potencial si concluimos que podrían ser operadas de forma más eficiente por un operador más flexible y de nicho", dijo Affronti.

La venta de algunos activos no estratégicos comenzó durante la gestión de Miguel Gutiérrez, quien condujo durante gran parte del gobierno de Mauricio Macri, período en el que se vendieron algunas áreas en Mendoza y Río Negro.

Según precisó Econojournal, el objetivo es desprenderse de activos que son muy chicos para YPF y que por su estructura de costos no los opera ya que no le resultan rentables. Allí busca operadores más chicos que quieran entrar.

Esta nota habla de: