Cayó el telón: murió la enorme dramaturga Susana Tampieri

La gran dramaturga que eligió Mendoza para vivir tuvo una larga y cariñosa despedida a instancias de Hugo, uno de sus hijos, que le permitió recibir un gran caudal de afecto en sus últimos días. Queda la gran obra de Susana Tampieri para todos quienes quieran interpretarla o aplaudirla.

Susana Tampieri de Estrella murió mientras dormía, después de semana de despedida en la que cientos de personas le recordaron que la querían. La escritora y dramaturga que hizo suya a Mendoza y que conmovió al país y muchos países con sus obras, llevaba un largo tiempo enferma y una sabia decisión de su hijo Hugo permitió un largo y productivo adiós: avisó sobre su estado y pidió que quienes la querían, le saludaran. Y así fue.

Tampieri, en sus breves ratos despierta y en lucidez, recibía la lectura de esos mensajes que le iban mandando a su Facebook, que eran publicadas por medios o bien, que le llegaban por otras vías. Eso le permitió sonreir en lugar de sufrir.

Intelectual profunda, atea, política, solidaria, feminista antes que muchas, Tampieri representa una de las protagonistas culturales más importantes que tuvo el país. De las pocas, además podría decirse, que deslumbraron a Buenos Aires desde un lugar fuera de esa ciudad.

Días atrás, cuando desde Memo ofrecimos nuestro saludo, contamos quién era, solo para que los distraídos lo supieran: una gran cantidad de obras de teatro, algunas de las cuales estuvieron 30 años en cartel.

Susana Tampieri, mucha mujer

Hoy es el día de avisar que cayó el telón para su vida activa. Pero deja mucho para que ese telón se eleve una y otra vez, con el paso de generaciones. 

No habrá multitudes atropellándose ni políticos pugnando por posar frente a sus restos, solo por injusticia, porque su dimensión artística merecería ser análoga a la de los ídolos populares. Pero así son los dramaturgos: ¿alguien sabe cuando aplaude una obra que quien los atesora en silencio es el autor que le dio vida, además de los intérpretes?

Desde anoche en que se durmió, Susana Tampieri queda en su gran obra y en los muchos que la admiramos y quisimos.

Esta nota habla de: