Dolor por la muerte de un periodista joven y querido, Hernán Copia

Hernán Copia luchó gran parte de su vida contra una cruel enfermedad. Hoy se liberó de ella, pero dejó mucho dolor a su alrededor porque se hizo querer por quienes lo conocieron.

Murió Hernán Copia. Su bajo perfil impide que su nombre resuene en forma masiva, pero fue un periodista apasionado por el deporte que lo llevó como profesión con el más alto nivel. No hay mucho que decir en un momento así, salvo tratar de despejar el dolor que invade a quienes preferirían seguir teniendo su afecto, su humor y su optimismo a mano.

Este dolor que empieza a circular entre quienes compartieron momentos con él es un tanto egoísta, pero también deja en claro la injusticia de que mueran las buenas personas, aquellos que tenían mucho para entregar todavía y que demostraban ganar y capacidad por construir un mundo mejor.

Empezamos juntos en Radio Universal de Guaymallén y nos mudamos de local tantas veces como lo hizo la radio. Siempre aportó ganas y humor, aun en momentos muy complicados y ni hablar de los difíciles que le tocó afrontar después junto a su familia y su compañera Tania, una vez que se apropió de él la enfermedad.

En "Aire Libre" junto a Martín Appiolaza y Luis Pietanesi, además de otra persona que nos dejó en un accidente aéreo, como fue Luis Vargas, empezamos una carrera que él iluminó particularmente con su gran vocación, algo que resultó siempre contagioso.

Sus compañeros de LV8 durante 25 hoy son quienes comparten en las redes sus experiencias más cercanas a una convivencia.

Chau Cachorro. Fuiste un buen tipo.

Esta nota habla de:
Más de Hechos