¿En qué se entretienen los jubilados? Reclamo, acciones y el llamado a la reflexión

Godoy Cruz empezó a cumplir con la promesa que le hizo al Partido de los Jubilados y se hizo cargo de la reactivación de centros de actividades en los barrios. Pero queda pendiente una reflexión de la sociedad, más allá de las acciones públicas en la materia.

Los jubilados representan más de un cuarto de la población de Mendoza, siendo cerca del 27% de la población. Sin embargo, no hay una oferta permanente de actividades que los contenga.

Más allá de las condiciones económicas, sanitarias o de sociabilidad en las que cada quien llegue a esa edad, en general las actividades programadas pocas veces los incluyen como objetivo. De allí, probablemente, la fuerza que adquirió en las últimas elecciones el Partido de los Jubilados que lidera Edgardo Civit Evans, haya impactado con su resultado en las elecciones. 

Civit Evans es un conocido luchador por los derechos del sector, además de experimentado gestor y político, sobrino nieto de Emilio Civit, hijo del gran arquitecto que generó una corriente única en Mendoza, como fue Arturo Civit (autor del Hospital Central, las "casas colectivas", Playas Serranas, el Hotel Potrerillos, la Municipalidad de San Martín, entre decenas de obras icónicas).

En las elecciones del año pasado fue un ganador: superaron las PASO solo con candidatos provinciales y en las elecciones generales tuvieron un papel importante, relegando a fuerzas con muchísimos más recursos y presencia pública, aunque sin colocar legisladores ni concejales.

Decidieron en la elección general acompañar a Juntos por el Cambio en las candidaturas nacionales y a cambio solo pidieron que se acompañe sus reclamos, que son de sentido común pero que no todas las fuerzas están dispuestas a hacerlo.

Básicamente, que trabajen en el Congreso de la Nación para que se termine con la intervención al PAMI, que lleva más de 20 años, que un jubilado cobre por lo menos lo que cuesta la canasta básica y lo lógico: que haya políticas que los incluya en la agenda cotidiana de la vida.

Esta semana, en el Centro Cristóforo Colombo de Godoy Cruz uno de sus reclamos comenzó a cuajar como proyecto. El intendente Tadeo García Zalazar asumió el respaldo para que centros de jubilados y entidades intermedias se abran y brindan actividades para los adultos mayores de esa comuna.

Es que el manejo de los centros de jubilados es complejo y ha sumido en deudas a muchos de ellos, en toda la provincia, que el sector no puede asumir con sus propios recursos.

Esos centros son la única actividad propia que posee el sector: reunirse, divertirse, dialogar, generar acciones comunitarias, volcar su experiencia de vida, viajar, pasar el rato: ni más ni menos.

La otra opción que les queda son los casinos, en donde pueden verse a diario largas colas de jubilados esperando que abran, ya que no hay más oferta para su entretenimiento y con los riesgos que implica la actividad lúdica, sobre todo cuando se vuelve crónica y única alternativa.

Así como sucedió en Godoy Cruz, se espera que reacciones en toda Mendoza actividades en beneficio de los adultos mayores y que no se basen en la lástima o la dádiva, sino en comprender que -aunque se los vea poco por la calle, probablemente- cohabitan junto al resto, y no solamente para cuidar nietos o encargarles tareas de descarte de quienes están en la vida laboral activa.

Esta nota habla de: