Plazas de Mendoza, parte II

Continuamos con las plazas de Mendoza de la mano de la arquitecta Jimena Vicchi.

Alejandra Cicchitti

Recordemos que hasta el terremoto de 1861, solo había en Mendoza dos plazas, la Plaza fundacional y la Plaza Nueva (la actual Sarmiento).

El proyecto urbanístico que en 1863 dio origen a la Ciudad Nueva, dispuso la creación de cinco espacios públicos para albergar a los vecinos en caso de catástrofes: una gran Plaza central (la Independencia) y cuatro plazas satélites.

¿Cuál fue el cambio de las plazas en la Ciudad nueva?

En sus primeros años, las plazas de la nueva ciudad fueron espacios arbolados con pisos de tierra apisonada. Pero a finales del siglo XIX, se vieron influenciadas por la nueva concepción europea de incorporar a los espacios públicos, elementos decorativos y conmemorativos. En el contexto provincial y nacional del momento, las plazas resultaron muy adecuadas para demostrar el progreso a través de estos elementos; tanto así que a principios del siglo XX cada plaza, parque y paseo de la provincia, ya contaba con sus obras escultóricas, artísticas y monumentos conmemorativos.

PLAZA ESPAÑA (Plaza Montevideo)

Fue la primera de las cuatro plazas satélite del proyecto de Julio Ballofett en 1863, pero recién en 1947 adquirió su carácter de "patio andaluz español", con un aspecto muy pintoresco y original que aún conserva.

"Postal antigua 1957"

¿Cambió de nombre varias veces, verdad?

Sí, en los planos de la Ciudad Nueva figuraba con el nombre de "Montevideo", pero en el año 1906 por ordenanza municipal se llamó "Carlos Pellegrini". En 1947 la colectividad española de Mendoza donó el Monumento a la "Confraternidad Española-Argentina" y se rebautizó como plaza España.

El conjunto escultórico, realizado en mármol travertino y mayólica pintada, está conformado por un monumento y un friso. El monumento fue realizado por el escultor español Luis Bartolomé Somoza, en mármol travertino proveniente de San Juan. Se destacan dos figuras femeninas: una mujer que representa a la Madre Patria y una joven que simboliza a la Argentina. El gran friso ubicado en el basamento del monumento, es obra del artista español Manuel Escudero y representa el descubrimiento de América, la fundación de Mendoza y el trabajo de las órdenes religiosas.

Durante el año 1948, la plaza fue concretando el trazado, con el aporte de la comunidad hispana residente en Mendoza, entre los que se destaca Manuel Diez, dueño de la tienda El Guipur y activo miembro de la colectividad española en Mendoza.

Los trabajos realizados le imprimieron un carácter típicamente español, a través de su diseño, mobiliario y decoración, Se construyó una fuente central y se colocaron baldosas y azulejos de tipo sevillano en los pisos rojos con alhambrillas, bebederos, asientos y en las bases de las farolas de hierro forjado. Es un exponente muy importante del "arte del azulejo", cuyo diseño se remite a los jardines andaluces, con fuentes, azulejos y juegos de agua.

La plaza fue inaugurada oficialmente el 12 de noviembre de 1949 y celebra el fuerte vínculo con España y en particular con Andalucía, en un sentido de reciprocidad, representando a los españoles llegados en el siglo XVI como a los inmigrantes españoles llegados a fines del siglo XIX.

Actualmente se la conoce también como "plaza lectora", porque forma parte de un programa municipal que invita a los amantes de la literatura y la poesía, a compartirlas en el ambiente especial, colorido y amigable que se genera en la plaza.

La plaza España ha sido remodelada dos veces: en 1990 y 2004 y en ambos casos las intervenciones se preservó su carácter pintoresco de patio andaluz. Posee valores artísticos y ambientales que le dan identidad al entorno, constituyéndola en un bien cultural de gran importancia para los mendocinos.

PLAZA ITALIA (Plaza Lima)

Es la segunda de las plazas previstas para la Ciudad Nueva de Mendoza.

Hasta 1918 se llamó Lima, en agradecimiento a la capital del Perú, uno de los países que contribuyeron en la reconstrucción de Mendoza luego del terremoto del 1861.

"Plaza Lima". Album Argentino Gloriandus. 1910

Si hablamos de su vegetación, en 1902 se erradicaron los álamos carolinos que definían el perímetro y se insertaron las actuales tipas y acacias.

¿Es una plaza con gran valor patrimonial?

Sí, posee importantes elementos escultóricos de gran valor patrimonial.

En 1918, a instancias de la comunidad italiana residente en Mendoza, se construyó en la Plaza, una copia de La Loba Capitalina, como símbolo de la confraternidad entre argentinos e italianos y agradecimiento a la hospitalidad de los mendocinos.

Foto antigua con el monumento de la Loba capitolina

Pero sin dudas, el más relevante de ellos el conjunto escultórico más relevante de plaza Italia es el realizado en travertino y bronce por Luis Perlotti. El friso de la parte inferior del monumento, denominado "Confraternidad Italo-Argentina", es un homenaje al inmigrante italiano y fue recientemente declarado Monumento Histórico Nacional.

El friso se inauguró en 1951 luego de la remodelación de la plaza, que incluyó una fuente central y el desplazamiento de la Loba Capitolina amamantando a Rómulo y Remo, que desde 1919 ocupaba el corazón del espacio.

También encontramos en la plaza, otras importantes: la de Guillermo Gianninuzzi en homenaje a los italianos residentes en Mendoza que cayeron en la Primera Guerra Mundial, realizada en 1922 y la pequeña fuente de la niña y el pez, de 1923.

Desde hace 35 años, se realiza en la Plaza la "Festa in Piazza", en la cual la colectividad italiana comparte sus tradiciones, sabores y colores con toda Mendoza y para brinda por una nueva cosecha.

PLAZA CHILE

La plaza Chile, es la tercera plaza satélite y su nombre es en homenaje al país hermano por su colaboración luego del terremoto de 1861. En 1883 se la denominó Plaza San Martín, luego plaza Cobo, hasta que en 1920 recuperó su nombre original.

Plaza Chile. Álbum Argentino Gloriandus. 1910

A finales del siglo XIX, la plaza fue víctima de aludes de barro que destruyeron las instalaciones. En 1947, se realizó una importante remodelación, en la que se inauguró la obra del escultor chileno Lorenzo Domínguez: "Amistad y Hermandad". El monumento muestra a San Martín y O'Higgins juntos, sosteniendo una espada y fue realizado en un bloque único de piedra de 22 toneladas, extraído de la Cantera "El Carrizalito", en la Quebrada del Toro, en Las Heras. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 2019.

Además del monumento, en la plaza se encuentra un friso realizado en bronce, que representa la Batalla de Chacabuco.

¿Qué podríamos decir en cuanto a su diseño?

La plaza tiene un área de juegos, una fuente central con juego de aguas danzantes, revestida con mosaicos venecianos con los colores de la bandera de Chile.

En 2009 se realizó la última remodelación: se colocaron 71 bancos realizados por la artista Mariana Giordanengo, decorados con motivos alusivos a la historia de Chile y a los colores de su bandera. La intervención mantuvo las formas originales y las especies vegetales de la plaza.

Hablamos con Mariana Giordanengo y nos contó que, a través de la técnica del mosaico, tuvo la idea de destacar pueblos chilenos en cada uno de los 71 bancos. Todos tienen una estrella (que está presente en la bandera) y poseen distintos motivos patrios y detalles asociados a este país hermano.

"Valparaíso"

"Los Andes"

¿Qué vegetación importante encontramos?

Tiene una gran cantidad de palmeras, pinos, ceibos, eucaliptos, moreras, algarrobos, acacias y tipas. Un dato interesante es que conserva el aguaribay histórico más antiguo de la ciudad, de más de 120 años de edad. Las acequias de riego están realizadas en piedra bola traídas desde la cordillera y en la actualidad, se conservan como eran originariamente.

En la actualidad, la plaza continúa siendo escenario de las festividades conmemorativas de los residentes chilenos en nuestra provincia y ámbito de reunión y paso para los vecinos de la ciudad.

PLAZA SAN MARTÍN (Plaza Cobo)

Es la cuarta y última de las plazas satélite. Desde su creación se llamó Plaza Cobo, en homenaje al español Juan Francisco Cobo, quien introdujo en 1808 las primeras estacas de álamo en Mendoza.

En 1879 comenzaron las obras para construir en el centro de la plaza, una torre rematada por un reloj de cuatro esferas, que fue inaugurado en 1883. A partir de ese momento, fue conocida como "la Plaza del Reloj".

"Plaza del reloj" (AGP)

A principios del siglo XX, en el contexto del Centenario, se realizaron en todo el país, monumentos conmemorativos en homenaje al General San Martín. Dada la importancia y, dada la importancia de Mendoza en la Gesta Libertadora, se decidió erigir un monumento ecuestre dedicado al General San Martin.

Con la instalación del monumento, la base del reloj fue demolida en 1902 y el reloj, destinado inicialmente a la Basílica de San Francisco, no pudo ser instalado en su torre debido a un sismo que la derribó y posteriormente fue donado a la Escuela Patricias Mendocinas.

El monumento con la estatua ecuestre del General José de San Martín, señalando hacia la Cordillera de los Andes, Copia del original de Luis José Daumas erigido en Buenos Aires, fue realizado en piedra granítica de la base, se extrajo de Uspallata.

Un dato importante: el Monumento inicialmente estaba destinado al Campo Histórico El Plumerillo, pero el gobierno dispuso su emplazamiento en la Plaza, el 5 de Junio de 1904. Junto con el del Cristo Redentor, fueron los primeros monumentos dedicados a San Martín en nuestra provincia. y a partir de ese momento, la plaza adoptó el nombre del libertador de América.

"Plaza San Martín" (AGP)

¿Qué otros elementos podemos destacar?

Se destaca en su vegetación, la presencia de diversas especies arbóreas y arbustivas: palmeras, tipas, pinos, sauce llorón y aguaribay; también ligustrines y rosales.

Un elemento importante es un vástago del pino en el que descansó el General San Martín, luego de la batalla de San Lorenzo, que fue traído de Santa Fe en 1925.

Otro elemento curioso es la presencia de una placa ubicada en la esquina de 9 de Julio y Necochea y que indica la altura oficial de Mendoza sobre el nivel del mar: 747,65m.

¿Ha sufrido otras remodelaciones?

En 1968 la arquitecta Graciela Pagés realizó un proyecto de remodelación, con la firme idea de mantener el antiguo aspecto del lugar. El proyecto consistió en dar mayor jerarquía al espacio ceremonial, ampliándolo y agregando nuevas especies vegetales. En el diseño, el factor sorpresa jugaba un papel muy importante, contaba con un espejo de agua con puente peatonal y plantas acuáticas, también utilizado para riego sistematizado. La obra fue inaugurada el 17 de Agosto de 1970, por el entonces gobernador Francisco Gabrielli.

En el año 2018 la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza realizó la última remodelación de la plaza con la puesta en valor del monumento del general San Martín. Se refuncionalizó el espacio circundante con la nueva fuente, estableciendo una conexión entre ambos lados de la plaza. El espacio central se amplió para albergar múltiples funciones, ceremonias y actos conmemorativos.

En los inicios de la Ciudad Nueva, se celebraban en la plaza los corsos de carnaval y la Navidad, llegando a competir con la Plaza Independencia, en cuanto a su rol en la sociedad. La plaza aún conserva su rol original, como núcleo de gran importancia social, cívica y religiosa, ubicada en el corazón de la zona bancaria de la ciudad.

Esta nota habla de:
Te puede interesar